alergia alimentaria bebe

¿Tu bebé puede padecer una alergia alimentaria?

Si tu pareja o tú padecéis una alergia, es probable que te preocupe que tu bebé también la padezca. Aprende qué señales debes observar, qué alimentos pueden producir una reacción, cómo y cuándo introducir alimentos nuevos con seguridad, a quién consultar en caso de necesitar una pauta alimentaria adaptada a las necesidades de tu bebé y por qué la lactancia materna puede ayudar a reducir el riesgo de tu bebé a padecer alergias.

 

¡Prepara delicios platos con nuestro libro de recetas para niños con alergia a la proteina de la leche de vaca! 

Consíguelo aquí.

¡Prepara las mejores comiditas a tu bebé con nuestro libro de recetas especial para alergias! Consíguelo aquí.

Alergias alimentarias en la infancia

Las alergias alimentarias implican una reacción exagerada del sistema inmunitario. Dichas reacciones pueden ser inminentes, lo que desencadena síntomas evidentes en cuanto se ingiere la comida, o pueden ser tardías, es decir, que sus síntomas aparecen a largo plazo o son recurrentes.


Las alergias alimentarias son más comunes en bebés que en adultos, aunque muchos niños superan sus alergias con el tiempo. Si adviertes algún síntoma de alergia alimentaria en tu bebé a medida que introduces alimentos en su dieta, es importante que te dirijas lo antes posible a tu profesional de la salud de confianza. Algunos de los síntomas que pueden desencadenarse son afectaciones en la piel, en la respiración y molestias digestivas (vómitos y diarrea).

¿Cuáles son las probabilidades de que tu bebé padezca una alergia?

Tu médico puede establecer el nivel de riesgo que puede sufrir el bebé, teniendo en cuenta las alergias existentes en su familia. Por ejemplo, las posibilidades aumentan si un padre o un hermano tiene alergia y se incrementan aún más si ambos, el padre y la madre, la padecen.


En realidad, se hereda la tendencia a ser alérgico en vez de contraer un tipo específico de alergia. Por lo tanto, el sólo hecho de que padezcas una alergia, no implica necesariamente que tu hijo vaya a padecerla. Cabe la posibilidad de que tu bebé nazca con tendencias alérgicas, pero no necesariamente que se trate de la misma alergia.


Mientras que la genética es uno de los factores para la presencia de alergias, también es ampliamente aceptado que el ambiente en el que vivimos puede influir en el desarrollo de alergias a una temprana edad. Los bebés pueden ser más sensibles a su entorno y a las cosas con las que entran en contacto, ya que sus sistemas digestivo e inmunitario aún son inmaduros. Por ello, vale la pena tener en cuenta algunos aspectos que detallamos a continuación para evitar desencadenar alergias desde el principio.

 

Asesoramiento precoz

 

En todas las circunstancias en las que se presenten alergias, es mucho más fácil lidiar con sus síntomas si se logra un diagnóstico y un tratamiento tempranos. De manera que, si piensas que tu hijo tiene una alergia, debes consultar a su médico para obtener asesoramiento.

Alimentos que pueden provocar alergias en bebés con predisposición

Los siguientes alimentos contienen alérgenos comunes en nuestra población:

 

  • Cereales que contengan gluten: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut, etc.
  • Leche y sus derivados. Huevos y productos a base de huevo.
  • Pescados, crustáceos y productos a base de pescado o de crustáceos.
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  • Frutos secos de cáscara: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pecanas, etc.
  • Soja y productos a base de soja.

 

Puedes encontrar el listado completo de sustancias o productos alimentarios que causan alergias o intolerancias en el Anexo II del Reglamento Europeo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor.

Cómo introducir alimentos nuevos con seguridad

Cuando comienza la etapa de introducción de la alimentación complementaria, lo mejor es empezar con alimentos con poca probabilidad de provocar una reacción alérgica, como el arroz, la manzana, la pera y la quínoa.

 

Si la familia del bebé tiene antecedentes de alergias y te preocupa que tu bebé pueda padecer una alergia alimentaria, presta especial atención al bienestar y al comportamiento de tu bebé después de introducir un alimento nuevo.

 

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses. No introduzcas otros alimentos antes de estos primeros seis meses salvo por recomendación de tu profesional sanitario. Si estás dando el pecho, sigue con ello durante todo el proceso de introducción de la alimentación complementaria para ayudar a reducir el riesgo de alergia gracias a su acción protectora.

 

Cuando introduzcas un alimento nuevo, es mejor que se lo des a probar al bebé al principio del día, de manera que, si se presenta algún problema, consigas ayuda fácilmente. Comienza solamente con una pequeña cantidad y deja que transcurran varios días antes de introducir otro alimento de cualquier tipo. Si tu bebé tiene una reacción, podrás identificar fácilmente qué alimento desencadenó las señales.

 

Llama a tu médico si alguna vez sospechas de la aparición de una alergia: el profesional podrá dar con el diagnóstico de tu hijo y ofrecerte apoyo y asesoramiento sobre cómo manejar la situación.

Cómo mantener a tu bebé sano

Según la alergia que sufra tu bebé, conseguir una dieta equilibrada y adaptada a su nueva situación puede resultar complejo. Una buena idea es buscar el apoyo de un o una dietista-nutricionista para asegurarte de que tu bebé recibe toda la variedad de nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludables.

El papel de la leche materna en la reducción del riesgo de alergias

La lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y su continuación hasta los 2 años o más, junto a la alimentación complementaria, puede reducir el riesgo de tu bebé de padecer alergias. Esto se debe a que la leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el bebé y sirve de apoyo a su sistema inmunitario inmaduro, por lo que los expertos coinciden en que la lactancia materna ayuda a proteger a los bebés contra el desarrollo de alergias.

 

 

Conoce toda la información relacionada con la APLV y la intolerancia a la lactosa
 

Libro de recetas para niños con APLV

Descubre deliciosas y variadas recetas aptas para niños con alergia a la proteína a la leche de vaca.

Descárgalo aquí