alergia a la proteína de leche

Cómo se puede tratar la alergia a la proteína de la leche de vaca de tu bebé

Como se explica en el artículo ¿Qué es la alergia a la proteína de la leche de vaca? , si a tu bebé se le diagnostica esta alergia, es posible que, si le estás dando el pecho, tengas que cambiar tu propia dieta y/o cambiar la dieta de tu bebé. Descubre cómo mantener tu ingesta de calcio si te aconsejan seguir una dieta sin productos lácteos durante la lactancia materna, y qué cambios debes esperar si tu bebé debe ser alimentado con un nuevo tipo de fórmula adecuada para bebés diagnosticados con APLV.

 

¡Prepara delicios platos con nuestro libro de recetas para niños con alergia a la proteina de la leche de vaca! 

Consíguelo aquí.

¡Prepara las mejores comiditas a tu bebé con nuestro libro de recetas especial para alergias! Consíguelo aquí.

APLV y lactancia materna

La beta-lactoglobulina (BLG) es una proteína presente en la leche de vaca que no existe en los seres humanos de forma natural, aunque puede encontrarse en la leche materna en cantidades pequeñas a través de las ingestas de lácteos de la mamá. Por ello, si tu bebé presenta APLV, tu doctor o profesional de la salud te puede sugerir que evites todos los productos lácteos para verificar si este cambio ayuda a mejorar los síntomas de tu bebé.


Recuerda que la leche materna es la mejor forma de alimentar a tu bebé, incluso si se le ha diagnosticado APLV.

Equilibrio de una dieta libre de lácteos

Durante la lactancia materna, necesitas 1200 mg de calcio al día: 200 mg más que una mujer adulta sana. Por lo general, esta ingesta se logra con el consumo habitual de leche desnatada o semidesnatada, queso y yogures. Para cumplir con esta toma incrementada de calcio, deberías incluir de 2 a 4 raciones de lácteos al día.

 

Si la mayoría de la gente recibe el calcio que necesita de los productos lácteos, en el caso de necesitar seguir una dieta sin ellos durante la lactancia materna, es importante que ingieras calcio a través de otras fuentes. He aquí un listado de alimentos a tener presentes para conseguir una dieta que consiga cubrir los requerimientos de calcio que tu cuerpo necesita:

 

  • Sardinas en conserva (incluidas las espinas).
  • Gambas, langostinos o cigalas.
  • Zumos de frutas enriquecidos con calcio.
  • Bebidas de soja, de avena, de arroz o de almendras enriquecidas en calcio.
  • Verduras de hojas verdes, crudas o cocidas al vapor sin sal.
  • Almendras y nueces de Brasil.

 

Suprime los productos lácteos de tu dieta solamente tras el asesoramiento de tu médico o de tu profesional de la salud de confianza, para asegurarte de no eliminar inadvertidamente nutrientes importantes que forman parte de una alimentación saludable y para garantizar que estás consumiendo la cantidad que necesitas de calcio a través de una dieta sana y equilibrada libre de lácteos.

APLV y la alimentación con biberón

Si tu médico le diagnostica APLV a tu bebé, puede prescribirle una fórmula infantil especial conocida como “fórmula extensamente hidrolizada”.


Esta fórmula se compone de proteínas que han sido descompuestas de tal forma que el sistema inmunológico del bebé no las reconoce como un alérgeno, por lo que es apta para el consumo de tu bebé alérgico a la proteína de la leche de vaca. Además, está formulada para conservar su valor nutricional y proporcionar la amplia gama de vitaminas y minerales que tu bebé necesita.


Es normal que los hábitos alimentarios de tu bebé cambien cuando pasa a una “fórmula extensamente hidrolizada”.

 

Cuando introduces este tipo de fórmula, tu bebé puede tardar un par de semanas en acostumbrarse a la nueva leche. Sus patrones alimenticios pueden cambiar y sus heces pueden ser diferentes, más sueltas y de un color más verdoso.


Recuerda que, si sospechas que tu bebé puede padecer APLV, es muy importante que consultes con tu médico o profesional de salud, antes de automedicar a tu bebé con leches alternativas que no requieren receta médica, ya que pueden no ser adecuadas para él. No olvides consultar el artículo ¿Qué es la alergia a la proteína de la leche de vaca?  para más información.

 

 

Conoce toda la información relacionada con la APLV y la intolerancia a la lactosa

 

Libro de recetas para niños con APLV

Descubre deliciosas y variadas recetas aptas para niños con alergia a la proteína a la leche de vaca.

Descárgalo aquí