El llanto del bebé

El llanto es la manera que tiene el bebé de expresarse. De este modo, cada vez que tenga hambre, sueño, le duela algo o esté incómodo, lo comunicará así. Mamás y papás, coged aire y tomar nota que arrancamos con un tema bastante importante. ¿Listos? Pues empezamos ya.

¿Por qué llora tu bebé?

Los bebés suelen llorar aproximadamente dos horas diarias de manera habitual, y suele aparecer sobre todo por la noche. Pero a medida que el bebé va creciendo, disminuye la intensidad y la frecuencia de su llanto, por lo que no te desesperes, todo pasa.

 

Poco a poco irás detectando sus necesidades y conociéndolo cada vez más, y podrás lograr satisfacer sus demandas. No debes sentirte frustrada si no consigues que se calme, respira profundamente y recuerda que llorar no le provoca dolor y que cuando llora es que quiere expresar algo. Piensa que es la única manera que tiene de comunicarse contigo.

 

 

Los motivos más habituales del llanto son el hambre, el sueño, la necesidad de contacto, el pañal sucio, etc. Si una vez cubiertas todas estas necesidades, el lloro sigue, deberás averiguar de qué se trata. Llegados a este punto debes mantener la calma, sabemos que es complicado, pero es imprescindible para conseguir que tu bebé deje de llorar.

 

 

Los cólicos es otra de las causas más comunes para que llore tu bebé. Éstos tienen unas características concretas. El bebé llora sin motivo aparente y de manera desconsolada, dura alrededor de dos o tres horas, tiende a presentarse al menos durante 3 días a la semana, y suele aparecer a partir de los 15 días de vida. Si este es tu caso, consúltalo con tu profesional de la salud para que te asesore.

 

 

Otra posible causa de llanto en el bebé son las alergias y las intolerancias alimentarias. Si crees que el motivo de que tu bebé llore puede ser ese, acude a tu profesional de la salud para que lo valore y le paute la alimentación más adecuada en tu caso concreto.

Qué hacer cuando el bebé llora

Una vez descartas todas las causas nombradas anteriormente, si tu bebé sigue llorando para un momento, toma fuerzas y sigue leyendo, te vamos a dar algunas ideas para calmarlo.

 

Cógelo en brazos y acúnalo despacio. Háblale o cántale con voz suave, eso puede ayudar a que cese su llanto. Piensa que si tú te pones nerviosa eso se lo transmites a él, que a su vez llorará de manera más vigorosa, y se puede convertir en un círculo.

 

Si verlo llorar te altera, y no hay ninguna causa médica que justifique el llanto, sal de la habitación unos minutos para relajarte y respirar profundamente antes de enfrentarte nuevamente a su llanto.

 

Otra opción es pedir a otra persona que intente calmarlo para que tú puedas tranquilizarte y podáis entre los dos gestionar esta fase. Quizá otra mano amiga, pueda ayudarte en estos momentos.Para finalizar, decirte que lo más importante a destacar es que debes mantener la calma, es muy fácil de decir, lo sabemos, pero piensa que es lo mejor para ambos. Recuerda que es un proceso por el que pasan la mayoría de los bebés y que mejora con el tiempo.

 

¿Ya se ha calmado? Pues tomate un momento de relax para seguir leyendo nuestros artículos.

Etapas

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP