Etapas

Child playing with a doctor's stethoscope.

Mes 16: Tu bebé de 16 meses

A medida que el niño se desarrolla, es posible que haga amigos y también se contagie algún resfriado. Descubre por qué los gérmenes son buenos.

A medida que el bebé se hace más sociable, también fortalecerá su sistema inmune.

Mes 16: el desarrollo del niño

A medida que el bebé se convierte en niño, empieza a salir más, para ir a la guardería o a grupos infantiles, hace amigos nuevos y juega al aire libre.  Esto equivale a la exposición a nuevos gérmenes. Lo creas o no, realmente es algo bueno, porque contribuirá al desarrollo y al fortalecimiento del sistema inmunitario.

 

Cómo fortalecer el sistema inmunitario del niño

Un bebé recién nacido tiene un sistema inmunitario no desarrollado completamente que lo vuelve muy susceptible a contraer infecciones. La lactancia materna ayuda a protegerlo con la inmunidad que le transmite la madre a través de las bacterias presentes en la leche, pero a esta edad, el niño depende cada vez más del desarrollo de su propio sistema inmunitario. 

 

El sistema inmunitario del niño se fortalece gracias al cronograma de vacunación y mediante la exposición a nuevos microorganismos del entorno, como los gérmenes. La exposición a los microorganismos ayuda a proteger al bebé contra enfermedades de mayor gravedad y reduce las probabilidades de que sufra alguna alergia.

 

El sistema inmunitario del niño sigue desarrollándose durante la primera infancia, antes de alcanzar un nivel de madurez adulta entre los cinco y los quince años de edad. 

 

 Si bien es inevitable, e incluso beneficioso, contagiarse algún virus ocasional, existen formas de ayudar al niño a mantenerse fuerte y en forma mediante la alimentación.

Alimentos que promueven la inmunidad

Existen varios nutrientes que ayudan a fortalecer la inmunidad del niño mediante antioxidantes protectores. Algunos son los siguientes:

 

Selenio, que puede encontrarse en el atún, la carne de ternera y las aves.

Zinc, que está presente en las legumbres, las carnes rojas, el pollo y los productos lácteos.

Vitamina C, que está presente en una amplia variedad de frutas y verduras, como las fresas, las naranjas, los pimientos y el brócoli.

Vitamina E, que puede encontrarse en alimentos como aguacate, mango, calabaza y espinaca.

 

El niño también necesita abundantes suministros de hierro para promover su sistema inmune. Lentejas, los vegetales de hoja verde oscuro y los huevos son otras buenas fuentes.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con el crecimiento de tu bebé a partir de los 6 meses

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP