Etapas

Bebe 4 semanas

Tu bebé de 4 semanas

¡Felicidades! Tu bebé cumplió un mes de edad.

Ha sido un mes fascinante pero exigente a la vez. Ahora es momento de preocuparte también por tu propia salud. También en esta etapa, es posible que el bebé comience a producir sonidos nuevos. Descubre cómo estimularle.

Bebé 4 semanas: es momento de cuidar tu propia salud

Ha pasado uno de los meses más importantes y exigentes de tu vida, en el que te ocupaste del bebé recién nacido. Ahora, a medida que el bebé llega a la cuarta semana de vida, es hora de que reflexiones sobre tu propia salud. Sigue una dieta sana y equilibrada que te ayude a recuperarte.

¿Todavía te sientes dolorida?

Si durante el parto tuviste que someterte a alguna práctica quirúrgica, como una episiotomía (pequeño corte) en el perineo o una cesárea, es normal que aún te sientas dolorida. Es probable que el médico desee verte aproximadamente después de seis semanas a partir del parto, y puedes hablar con él sobre todas las inquietudes que tengas. Sin embargo, si sientes dolor  intenso o estás preocupada por la cicatrización de la herida, no esperes, pide cita antes. 

Dolor mamario

A esta altura la mayoría de las mujeres sienten que la lactancia materna es más sencilla, pero si todavía te cuesta, nunca es demasiado tarde para solicitar la ayuda de un asesor o de un profesional de atención médica.  Si sientes el pecho hinchado, te duelen, arden o están endurecidos, es posible que tengas mastitis. Otros síntomas son un nódulo en el seno y en ocasiones síntomas gripales. Si tienes alguno de estos síntomas, consulta a tu médico para recibir diagnóstico y asesoramiento.

 

La mastitis se produce a causa de una infección o de la acumulación de leche en las mamas. A veces puede ser un signo de que el bebé no se esté agarrando adecuadamente. Si bien es incómoda, con un tratamiento adecuado debería resolverse rápidamente. Si es necesario, tu médico puede recetarte antibióticos que puedes tomar durante la lactancia.

Bebé 4 semanas: el desarrollo del bebé

A las cuatro semanas, el bebé puede fijarse en un rostro y es posible que sus ojos puedan seguir un objeto que se mueve formando un arco a aproximadamente 15 cm de su rostro. También es posible que percibas que reacciona ante los ruidos con la sorpresa, el llanto o la calma. Intenta agitar un sonajero frente al bebé y observa qué sucede.

El vínculo afectivo con el bebé

Consolida el vínculo afectivo entre tú y tu bebé a través del contacto físico. Esto puede realizarse con facilidad durante la lactancia, cuando tienes la oportunidad de tener cerca al bebé y de que tu piel se roce con la suya.

Hablemos

Es posible que notes que tu bebé está más fuerte y más comunicativo. Es probable que balbucee, gruña e incluso canturree. Cuando lo haga, devuélvele el sonido. Gradualmente el bebé se acostumbrará al sonido de tu voz. Por eso, no dejes de hablarle y observa qué sucede.

 

Si el bebé no está del todo listo para estas actividades, no te preocupes. Cada bebé es diferente y su ritmo de desarrollo es especial. Lo único que se necesita es más tiempo.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con el crecimiento de tu bebé hasta los 6 meses

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP