Etapas

Desarrollo del bebé en el segundo trimestre

Desarrollo del bebé en el segundo trimestre

Los órganos y el sistema inmunitario de tu bebé se desarrollan rápidamente. Aprende a influir en su formación y a sustentar la salud futura de tu hijo.  

 

El segundo trimestre: un tiempo de rápido desarrollo

Mientras tu cuerpo se va adaptando a los cambios físicos y hormonales del embarazo, tu bebé se encuentra en un periodo de crecimiento rápido.

 

En este periodo, el cerebro del bebé se está desarrollando con gran rapidez, al igual que sus sentidos. Alrededor de la semana 20, puede empezar a responder a los ruidos. En este trimestre, comenzarás a sentir el movimiento del bebé. Al final del segundo trimestre probablemente serás capaz de notar algunas patadas del bebé, aunque al principio puedan parecerte síntomas de indigestión.

 

El hígado, los riñones, el páncreas y el corazón ya están desarrollando sus capacidades para funcionar. La forma en que se desarrollen determina cómo abordarán los retos nutricionales y de salud más adelante. 

La programación nutricional en los primeros años de vida y los órganos de tu bebé

Desde la concepción hasta los tres años, las células del niño tienen una gran capacidad de respuesta a los nutrientes que reciben. Todos comenzamos la vida como una sola célula que contiene nuestro ADN único, y esta se divide en millones de células nuevas. Estas nuevas células forman órganos y contienen el mismo ADN, pero se comportan de formas diferentes debido al "proceso epigenético". 

 

Los procesos epigenéticos envían señales químicas al ADN de una célula para que se comporte de manera distinta. Como consecuencia de esto, los órganos en desarrollo también se comportan de diferente manera. Si los órganos reciben influencias positivas, serán más capaces de adaptarse a los retos más adelante en la vida, como por ejemplo los que provoca una dieta rica en grasas.

 

Proporcionar el equilibrio adecuado de nutrientes durante la formación de los órganos del niño ayuda a que se desarrollen de una forma más saludable. También puedes afectar a la forma en que funcionen en la vida adulta.  

 

Los principales nutrientes para esta etapa del desarrollo de los órganos incluyen: ácido fólico, ácidos grasos omega-3, vitamina D y hierro. El pescado azul, las carnes rojas y las verduras de hoja verde son buenas fuentes de estos nutrientes. Nuestra Herramienta de Nutrición puede ayudarte a calcular si tu dieta incluye la cantidad adecuada de estos nutrientes.

 

El desarrollo de un sistema inmunitario fuerte

 

El sistema inmunitario de tu hijo también se desarrolla rápidamente durante el segundo trimestre. Entre los meses 4 y 5 del embarazo, la médula ósea del niño comienza a producir células inmunológicas. Al mismo tiempo, el timo está creciendo y se prepara para comenzar a funcionar. El timo regula el sistema inmunitario. Está situado en la base inferior del cuello y su principal función es crear "células T", glóbulos blancos que luchan contra las bacterias y virus. También produce hormonas que promueven el crecimiento y desarrollo sexual, y ayuda a los riñones y al sistema nervioso central.

 

Una dieta bien equilibrada durante el embarazo contribuye al buen desarrollo del timo. Proporcionar las mejores condiciones de desarrollo para el timo en esta etapa puede tener efectos positivos en el funcionamiento del sistema inmunitario del bebé ahora y en el futuro.

 

Asegúrate de que estás tomando una gran variedad de nutrientes beneficiosos para el sistema inmunitario, como las vitaminas A y C, con nuestra Herramienta de Nutrición.

 

Evitar la sobre nutrición

 

Determinadas condiciones pueden llevar a los bebés a recibir altos niveles innecesarios de algunos nutrientes. Por ejemplo, demasiada glucosa puede provocar que los órganos del bebé crezcan demasiado deprisa y no funcionen lo bien que debieran. También puede llevar a que los bebés tengan más peso al nacer debido a un aumento de la grasa corporal. 

 

Habla con tu médico o con tu matrona acerca de tus niveles de nutrientes; ellos podrán orientarte sobre posibles cambios específicos que debas hacer en tu dieta.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

 

 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP