Etapas

Qué es el hierro

¿Qué es el hierro?

El hierro ayuda a producir los glóbulos rojos, vitales para el desarrollo del bebé, y también es esencial para la salud de ambos. Descubre si estás obteniendo una cantidad suficiente.

¿Por qué es importante el hierro?

El hierro es un mineral esencial involucrado en el transporte de oxígeno por el cuerpo y hacia tu bebé. El hierro es importante para la formación de hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos. 

 

Durante el embarazo necesitas más hierro para mantener a tu bebé y para compensar la pérdida de sangre de la madre durante el parto. Si tienes un nivel insuficiente de hierro, es probable que te sientas muy cansada y tengas anemia. Esto puede causar problemas de estómago, inmunidad reducida y alteraciones en la capacidad de realizar tareas físicas o mentales. Si estás anémica durante el embarazo, corres un mayor riesgo de tener un parto prematuro y de que el bebé pueda tener peso bajo al nacer. El hierro es importante para el desarrollo y el crecimiento del bebé, tanto en el útero como durante los primeros años de vida, y promueve el desarrollo y la función cerebral durante toda la vida.

¿Cuánto hierro necesitamos?

Descubre cuánto hierro es necesario en cada etapa del desarrollo del niño.
 
El hierro durante el embarazo

 

Es importante obtener una cantidad suficiente de hierro para colaborar con el cuerpo durante el embarazo, además de ayudar al bebé a acumular sus propias reservas que le serán suficientes durante los primeros meses de vida. Durante el embarazo, la ingesta recomendada es de 18 mg al día. Ten ese objetivo como promedio durante unos días o una semana. Si te cuesta obtener suficiente hierro a través de la alimentación o estás embarazada de mellizos o más bebés, consulta a su profesional de la salud para que controle tus niveles de hierro.

 

Hay una lista de alimentos con alto contenido de hierro al final de este artículo. También puedes calcular tu ingesta diaria con nuestra Herramienta de Nutrición.
 
 

El hierro durante la lactancia materna

 

Es importante para la salud ingerir suficiente hierro durante la lactancia materna. Es posible que pierdas sangre durante el parto, por eso, necesitarás más hierro para ayudar a reponerla. Además, el hierro que proporcionas al bebé a través de la leche materna proviene de tus propios suministros. De hecho, la leche materna tiene un nivel relativamente bajo de hierro, pero el contenido que tiene es muy fácil de digerir para el bebé y le brinda una cantidad suficiente de hierro que le alcanzará hasta aproximadamente los seis meses de vida. Ten como objetivo una ingesta de 18 mg por día. Una ingesta muy superior puede provocar efectos secundarios, como estreñimiento y náuseas. 

 

Hay una lista de alimentos con alto contenido de hierro al final de este artículo. Puedes controlar tu ingesta diaria con nuestra Herramienta de Nutrición.

 

El hierro, de la alimentación complementaria a la primera infancia

 

Después de los 6 meses de edad, las reservas de hierro con las que nació el bebé comienzan a agotarse y la leche materna sola no puede suplir esto. Por lo tanto, es importante obtener suficiente hierro de otras fuentes. Entre los 7 y los 12 meses, el bebé necesitará aproximadamente 7mg por día para mantener el ritmo rápido de crecimiento, y es aconsejable mantener esa cantidad entre el año y los tres años de edad.

 

A continuación encontrarás una lista de alimentos con alto contenido de hierro. Puedes controlar la ingesta diaria de tu hijo con nuestra Herramienta de Nutrición.

¿Qué alimentos son una buena fuente de hierro?

Para mantener tus niveles de hierro dentro de los valores recomendados, consume alimentos con un alto contenido de hierro, como la carne de vacuno, el cordero, el cerdo, la carne de ave, los huevos, el pescado azul, los cereales enriquecidos, los frutos secos y las verduras de hoja verde.

 

El hierro en los alimentos

 

En los alimentos, el hierro se halla en las siguientes dos formas:

  • El hierro no hemo, que se encuentra en las plantas y los alimentos fortificados con hierro. Es el hierro de origen “vegetal”.
  • El hierro hemo, que se encuentra únicamente en los productos de origen animal (carnes rojas y blancas) y es más fácil que el cuerpo lo absorba. Las carnes rojas son la mejor fuente de hierro, pero no podemos excedernos en su consumo por su aporte en colesterol y grasa saturada. El pollo y el pescado también son buenas fuentes de hierro hemo. 

 

Si eres vegana o vegetariana, puede obtener hierro no hemo de las judías verdes, las lentejas, los vegetales y los frutos secos, acompañándolos siempre con alimentos fuentes de vitamina C (cítricos).

 

Durante el embarazo y posteriormente, el hierro es importante para el desarrollo y el crecimiento saludables del bebé, pero también para tu salud. Necesitas mantener un buen suministro para estar saludable durante la lactancia materna, y tu bebé necesitará comenzar a acumular su propio suministro a partir de los 6 meses aproximadamente. Utiliza nuestra Herramienta de Nutrición para saber si tu hijo o tú obtenéis una cantidad suficiente de hierro a través de la dieta. 

 

 

 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP