Etapas

nutricion tras la lactancia

Nutrición del bebé tras la lactancia

A partir de los seis meses de edad, el niño necesita una mayor cantidad de nutrientes, por eso es el momento en el que se aconseja la introducción de la alimentación complementaria. Infórmate de los mejores alimentos para el crecimiento y el desarrollo del niño.

Una oportunidad para influir en la salud futura de tu hijo

Es importante recordar que los bebés tienen necesidades nutricionales distintas a las de los adultos. 
En los primeros seis meses de vida, tu bebé doblará el peso que tenía al nacer y cuando tenga un año lo habrá triplicado. Esto significa que tienen más requisitos de energía y de determinados nutrientes clave para su tamaño que los adultos. Desde la concepción y durante el embarazo, la lactancia, la alimentación complementaria y los tres primeros años de vida, tú puedes influir en la salud futura de tu hijo. Una nutrición adecuada en los próximos 6-12 meses ayudará a tu bebé a crecer y desarrollarse, promoverá en él hábitos alimenticios saludables y establecerá los cimientos de una vida de buena salud.

 

Nutrientes clave de la alimentación complementaria

La variedad es la clave para que tu hijo obtenga una dieta saludable. Ofrecer una amplia variedad de alimentos diferentes a partir de los 6 meses de vida del bebé, a través de la alimentación complementaria,  ayudará a tu hijo a conseguir toda la energía y nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse de una forma saludable. Estos son algunos de los nutrientes que deberías incluir en la dieta de tu hijo:
 

  • Hierro
  • Proteína
  • Vitamina D
  • Yodo
  • Vitamina C
  • Calcio
  • Zinc
  • Ácidos grasos omega-3

Promover hábitos alimenticios saludables para toda la vida

Los bebés de forma natural tienen preferencia por los alimentos dulces, de modo que al comenzar la alimentación complementaria, es mejor empezar primero con verduras en forma de puré. Los estudios demuestran que introducir pronto las verduras ayuda a los niños a desarrollar el gusto por una gran variedad de frutas y verduras más adelante. Evita alimentos que tengan sal y azúcar añadidas y que tengan escaso valor nutricional. Recuerda: la introducción de la alimentación complementaria lleva tiempo y paciencia. Introduce nuevos alimentos de forma gradual y sé persistente. Es posible que necesites hasta 10 intentos antes de que el niño acepte un nuevo alimento. Más información sobre la nutrición en los primeros años de vida.

Reforzar el sistema inmunitario de tu hijo

Puedes reforzar el sistema inmunitario de tu hijo de forma natural dándole alimentos de continuación que aumenten el nivel de bacterias beneficiosas en el intestino. Algunos alimentos contienen fibras prebióticas que actúan como energía para las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino y fomentan su crecimiento. Los prebióticos están presentes de forma natural en muchos alimentos y son perfectos para la introducción de la alimentación complementaria:

•    Plátanos
•    Avena integral
•    Verduras verdes, incluidos pimiento, pepino y brécol
•    Cebolla, puerro y apio

Al dar a tu bebé de forma regular estos alimentos que mejoran el sistema inmunitario, estás contribuyendo a fortificar su resistencia frente a las enfermedades infantiles habituales. Estos alimentos también ayudan al desarrollo de un sistema inmunitario fuerte que sustentará a tu hijo hasta la vida adulta. 

Ahora es el momento de ayudar a desarrollar la inmunidad de tu hijo. Nuestra Herramienta de Nutrición  te proporciona un análisis personalizado de tu dieta y la de tu bebé, para que puedas estar segura de que está recibiendo un correcto equilibrio de alimentos saludables.


No dudes en ponerte en contacto con nosotros si deseas recibir más consejos expertos sobre la introducción de la alimentación complementaria.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP