¿Qué es la vitamina D?

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es una vitamina liposoluble necesaria para el crecimiento normal y el desarrollo del hueso en los niños. Descubre los beneficios de la vitamina D para ti y tu bebé.

¿Por qué es importante la vitamina D?

El cuerpo produce naturalmente vitamina D cuando se expone a la luz solar. Por eso, suele conocerse como “vitamina de la luz del sol”. Sin embargo, muchas personas no se exponen de manera adecuada a la luz solar, y es frecuente la carencia en la exposición, especialmente en los niños en la primera infancia. Además, cuando nos ponemos crema de protección solar dejamos de sintetizarla en grandes cantidades y, por supuesto, la protección de nuestra piel al sol es lo más importante, sobre todo en estas etapas del embarazo. 
 

 

La vitamina D es importante durante el embarazo para que tu bebé y tú mantengáis niveles adecuados de calcio y fósforo, ya que esta vitamina contribuye a la absorción y la utilización normal de estos dos minerales. La vitamina D contribuye a los niveles normales de calcio en la sangre, por eso es necesaria para el crecimiento normal y desarrollo de los huesos y los dientes en los niños. Asimismo, tiene un papel en el proceso de división celular. También contribuye al mantenimiento de la función muscular normal y a la función normal del sistema inmunológico.

 

La falta de vitamina D podría afectar el peso al nacer. La carencia de vitamina D a largo plazo en niños en la primera infancia podría provocar problemas.

¿Cuánta Vitamina D necesitamos?

Descubre cuánta vitamina D es necesaria en cada etapa del desarrollo temprano del niño.

La vitamina D durante el embarazo

La cantidad recomendada durante el embarazo es de 15 µg de vitamina D al día.

 

Si bien puedes obtener vitamina D gracias a la exposición a la luz solar y de ciertos alimentos que consumes, las investigaciones sugieren que muchas personas no obtienen una cantidad suficiente de esta vitamina. Cada vez se conoce mejor la relación entre la salud del bebé y el nivel de vitamina D presente durante el embarazo. 

 

Muchos profesionales de la salud actualmente recomiendan, además de la exposición a la luz solar (15 minutos de luz solar dos veces por semana, como mínimo) y una dieta adecuada, tomar algún tipo de suplemento. Consulta con tu profesional de la salud para recibir asesoramiento.

 

Al final de este artículo encontrarás sugerencias de buenas fuentes de vitamina D.

 

La Vitamina D durante la lactancia materna

 

La cantidad recomendada durante el embarazo es de 15 µg de vitamina D al día.

 

Al igual que durante el embarazo, un profesional de la salud puede aconsejarte que tomes un suplemento de vitamina D durante la lactancia materna. 

 

Esto se debe a que la cantidad de vitamina D que transmites a tu bebé a través de la lecha materna depende de los niveles de sus propias reservas. Además de considerar la posibilidad de tomar un suplemento, intenta estar al sol periódicamente (con las precauciones adecuadas) y mantén una dieta rica en vitamina D.

 

La piel del bebé es muy sensible a la luz solar. Por eso, no lo expongas durante los primeros 6 meses al sol, y después consulta con tu pediatra este tema. Al final de este artículo encontrarás sugerencias de buenas fuentes de vitamina D.
 

De la alimentación complementaria a la primera infancia

 

La cantidad recomendada durante el embarazo es de 10 µg de vitamina D al día en lactantes de 7 a 12 meses y 15 µg de vitamina D al día en niños de 1 a 3 años.

 

La carencia de vitamina D en los niños en la primera infancia es frecuente. Consulta con tu profesional de la salud para recibir asesoramiento sobre este tema. La mejor fuente de vitamina D es la luz solar, pero demasiada exposición puede ser perjudicial para el niño. Intenta que la exposición a la luz solar directa se reduzca a unas pocas veces durante aproximadamente 10 minutos, pero no dejas que se queme. También debería promover el consumo a través de la alimentación. A continuación, encontrarás una lista de buenas fuentes de alimentos con vitamina D. 

¿Qué alimentos son una buena fuente de vitamina D?

Los pescados azules, las leches enriquecidas en esta vitamina, los huevos y algunos cereales enriquecidos contienen vitamina D. Asegúrate de controlar las etiquetas de los alimentos: algunos quesos, yogures y cereales están enriquecidos, pero no todos.

 

Cada vez hay más pruebas de la importancia de la vitamina D en todas las etapas de la primera infancia. Puedes hablar con tu profesional de la salud sobre la posibilidad de suplementar tu dieta o la de tu hijo en la primera infancia. 

 

 

 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.