Etapas

Qué es el ácido fólico

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina del grupo B, concretamente la B9. Si estás embarazada o planeas estarlo, debes tomar un suplemento de ácido fólico. Descubre los beneficios para tu salud y la de tu bebé.

¿Por qué es importante el ácido fólico?

El ácido fólico es fundamental durante la etapa previa a la concepción y las primeras etapas del embarazo, para prevenir malformaciones del tubo neural. El ácido fólico no se puede almacenar en el cuerpo, de manera que lo que debes incluir en tu dieta diaria. Para aumentar el ácido fólico en tu dieta, tu profesional de la salud puede recomendarte que ingieras un suplemento de ácido fólico durante el primer trimestre del embarazo. La ingesta suplementaria de ácido fólico aumenta el estado de folato materno. Mantén tus niveles de ácido fólico diarios con alimentos con alto contenido en este mineral, como las legumbres, las verduras de hoja verde (brócoli, col o grelos, por ejemplo), las nueces y las semillas.

 

El folato es una forma de vitamina B que se encuentra naturalmente, en pequeñas cantidades, en los alimentos. El ácido fólico y/o folato, en conjunto con la vitamina B12, promueven los glóbulos rojos sanos, además de producir y reparar nuestro ADN. Una carencia de esta vitamina en la dieta puede provocar síntomas como diarrea, anemia, fatiga y dolor de cabeza.
 

Si bien una dieta rica en ácido fólico es importante en todas las etapas de la vida, si planeas un embarazo, es sumamente recomendable tomar un suplemento diario de ácido fólico antes de la concepción incluso. Tomar un suplemento diario antes del embarazo y durante las primeras 12 semanas reducirá considerablemente el riesgo de que el bebé sufra malformaciones congénitas del tubo neural, como espina bífida. La espina bífida se produce cuando queda un hueco entre las vértebras de la columna en desarrollo y la médula espinal. Si estás embarazada y no has tomado un suplemento de ácido fólico, puedes hablar con tu profesional de la salud.

¿Cuánto ácido fólico necesitamos?

Descubre cuánto folato o ácido fólico es necesario en cada etapa del desarrollo temprano de tu hijo.

 

El ácido fólico durante el embarazo

 

Normalmente un adulto necesita 0,2 mg de ácido fólico diario y debería obtener esa cantidad a través de una dieta variada. Si estás pensando en tener un bebé o estás embarazada, necesitas, como mínimo, 0,6 mg por día (o 600 µg) para aprovechar sus beneficios y reducir riesgos. Cuánta diferencia hay, ¿verdad? Pero eso, sería muy difícil obtener esa cantidad únicamente a través de una dieta, por eso se recomienda tomar un suplemento diario para alcanzar los 600 µg. El suplemento es más beneficioso para tu bebé durante los primeros tres meses de embarazo, pero en muchas ocasiones se recomienda continuar tomándolo durante el resto del embarazo. A algunas mujeres les sienta bien tomar una dosis más elevada de ácido fólico. Habla con tu profesional de la salud si tienes alguna inquietud.

 

Además del suplemento, es aconsejable consumir una variedad de alimentos con alto contenido de folato. Consulta las sugerencias que se encuentran al final de este artículo. O bien calcula tu ingesta diaria con nuestra Herramienta de Nutrición.

 

El ácido fólico durante la lactancia materna

Durante la lactancia materna se recomienda ingerir unos 500 µg de folato al día.

 

El ácido fólico sigue siendo importante para tu salud y la de tu bebé durante todo el periodo de lactancia materna. El cuerpo no puede almacenar folato, de modo que debes consumirlo diariamente. Es posible que desees seguir tomando un suplemento para asegurarte que mantienes un suministro diario que satisfaga tus necesidades y las de tu bebé. También deberías intentar incluir más ácido fólico en tu dieta. Consulta las sugerencias sobre alimentos con alto contenido de ácido fólico que se encuentran al final de este artículo. O bien calcula tu ingesta diaria con nuestra Herramienta de Nutrición.

 

De la alimentación complementaria a la primera infancia

 

Desde los 6 meses en adelante, el bebé necesitará cada vez más alimentos sólidos para obtener el suministro diario de folato. La necesidad de folato que experimentan los niños aumenta con la edad, a partir de los 6 meses hasta el año de edad, necesitarán 60 µg  por día, y entre el año y los tres años de edad necesitarán un suministro diario de 100 µg. Deberían poder obtener estas cantidades a través de la dieta si consumen una amplia variedad de alimentos. Consulta a continuación nuestras sugerencias sobre alimentos con alto contenido de ácido fólico. O bien calcula la ingesta diaria de tu hijo con nuestra Herramienta de Nutrición.

¿Qué alimentos son una buena fuente de ácido fólico?

El ácido fólico está presente, en pequeñas cantidades, en una amplia variedad de alimentos. Una buena fuente de ácido fólico son las legumbres, como las lentejas, los espárragos, las verduras de hoja verde, como la espinaca, el brócoli o la col, las nueces y las semillas, el aguacate y el zumo de naranja.

 

Son claros los beneficios de tomar un suplemento de ácido fólico en el embarazo, pero también es un nutriente importante en todas las etapas posteriores de la vida. Utiliza nuestra Herramienta de Nutrición y calcula cuanto ácido fólico os proporciona la dieta a tu hijo y a ti. 

 

 

 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP