Alimentos prohibidos y recomendados en el embarazo

Alimentos prohibidos en el embarazo

La alimentación desempeña un papel fundamental durante el embarazo pues todos los alimentos que comes se transforman en nutrientes y energía para ti y para tu bebé. Por eso, desde AlmiClub queremos hacerte llegar algunos de los alimentos que debes evitar durante estos nueve meses. 

Qué no puede comer una embarazada

Durante el periodo de gestación hay una serie de alimentos que se recomienda eliminar de la dieta para evitar posibles complicaciones de salud y del desarrollo de tu pequeño. Algunos de estos alimentos son los siguientes:


Alimentos crudos (carnes, pescado, huevos). La cocción asegura la eliminación de posibles bacterias u otros organismos que pueden provocar enfermedades, infecciones y malestares. Cuando los consumimos en crudo, puede ser que estos entren en nuestro organismo y lleguen a nuestro bebé complicando el embarazo, tu salud y la de tu hijo. Recuerda que el sushi es pescado crudo.

  • Alcohol y bebidas estimulantes o energéticas. Este tipo de bebidas están compuestas de sustancias que tienen la capacidad de atravesar la placenta y llegar a tu bebé complicando su salud y desarrollo. Hay que moderar también el consumo de café o té, ya que no está claro todavía si es seguro tomar más de 200 miligramos de cafeína al día (equivalente, más o menos, a un café).
  • Bollería industrial por su perfil de ácidos grasos poco saludables y su elevado contenido en azúcares.
  • Por el contenido en mercurio, en embarazo y lactancia deben evitarse: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. Del mismo modo, tomar más de tres-cuatro raciones de pescado a la semana puede suponer ingerir demasiado mercurio. 
  • Si la gestante no ha pasado una enfermedad denominada “toxoplasmosis” antes del embarazo, debe congelar la charcutería cruda, por ejemplo, el jamón, a 22 grados bajo cero durante unos diez días antes de consumirla (en caso de hacerlo). 
  • Paté (incluyendo los patés vegetales) y quesos sin pasteurizar: con ellos nos referimos a quesos bandos, como camembert, feta, brie, quesos azules y queso fresco, a menos que en las etiquetas digan que son pasteurizados.
  • Hígado, por su gran aporte en vitamina A.

 

A pesar de que no sean alimentos “prohibidos”, no son recomendables los azúcares en exceso ni los alimentos ricos en grasa poco saludable, como productos de bollería, pastelería, helados, etc.

Qué comer durante el embarazo: alimentos recomendados

Por otro lado, hay una serie de alimentos que se recomiendan durante el embarazo debido a su composición, pues aportan nutrientes muy necesarios para el correcto funcionamiento de tu cuerpo y el desarrollo de tu hijo. Algunos de ellos son:

 

  • Frutas y verduras: estos alimentos son ricos en vitaminas como el ácido fólico, minerales como el zinc, fibra y sustancias antioxidantes que desempeñan funciones fundamentales en la salud de nuestro cuerpo. Deberían estar presentes, al menos, 5 veces al día. Es importante que estén bien lavadas. 
  • Líquido: El agua debe representar la base de nuestra hidratación. Se recomienda que en periodo de gestación se consuma alrededor de diez o doce vasos diarios de agua.
  • Aceite de oliva virgen y frutos secos: Estos alimentos aportan ácidos grasos muy interesantes para tu salud y la de tu hijo. Se recomienda que se utilice aceite de oliva para aliñar cualquier tipo de platos y tomar alrededor de 5 puñados a la semana de frutos secos. 
  • Alimentos proteicos: carnes magras, pescado, yema de huevo y legumbres. Las proteínas ejercen una función estructural en el organismo, por lo que cobra sentido que su aporte sea necesario para el correcto desarrollo de tu bebé. 
  • Lácteos: leche, yogur o queso. Son alimentos ricos en calcio. Este mineral participa en la formación y mantenimiento de los huesos, entre muchas otras funciones, por lo que su consumo es fundamental para el desarrollo de tu bebé y la salud de tus huesos. 

Toxoplasmosis: alimentos prohibidos

La toxoplasmosis es una infección producida por un parásito. Este parásito se contagia a través de agua o vegetales contaminados, por carnes crudas o por las heces de los gatos. Además, puedes traspasar este parásito a tu hijo a través de la placenta, por lo que se debe tener especial cuidado y prevenir su aparición. 

¿Cómo prevengo la toxoplasmosis?


Para prevenir la toxoplasmosis es fundamental evitar los factores de contaminación mencionados anteriormente, por tanto:

  • Evitar el consumo de carnes crudas o poco cocinadas. En caso de hacerlo, hay que congelar la charcutería cruda, por ejemplo, el jamón, a 22 grados bajo cero durante unos diez días antes de consumirla. 
  • Lavar los vegetales con atención.
  • Lavarse las manos después de manipular carnes crudas.
  • Lavarse las manos después de estar en contacto con gatos y evitar ser tú quien cambia su caja de desechos. 
  • Evitar la jardinería y cualquier actividad que requiera un contacto con el suelo, pues este puede estar contaminado fácilmente. 

 

Ten en cuenta estas recomendaciones y sigue una dieta variada, equilibrada y suficiente que te asegure un buen estado de salud para vivir tu embarazo con energía y vitalidad. 

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la alimentación durante el embarazo

 

 

 

 

Tablas de "Ingestas diarias recomendadas de energía y nutrientes para la población española. Revisadas, 2015. En: Moreiras, Carbajal, Cabrera, Cuadrado. Tablas de composición de alimentos. Departamento de nutrición. Universidad Complutense de Madrid (UCM). 17ª edición revisada y ampliada. 2015. Página 258.
Guía de la alimentación saludable. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Madrid, 2004. 
Consejos para una Alimentación Saludable. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Madrid, 2007.
Guia per a embarassades. Generalitat de Catalunya. 2008.
Mamá come sano (libro). Julio Basulto. 2015.