Etapas

derechos mujeres embarazadas

Embarazo y trabajo

A menos que el ginecólogo te recomiende tomar la baja antes de tiempo por alguna causa en concreto, puedes seguir trabajando prácticamente hasta el último mes de embarazo.

¿Cómo compatibilizar ambas facetas?

Si bien es cierto que tu cuerpo va a experimentar muchos cambios físicos y emocionales y que vas a tener que asistir al médico con mayor asiduidad, siempre que tu actividad profesional sea saludable y segura para ti y el bebé, el embarazo no tiene que afectar a tu rendimiento.

 


Es más, existen varios estudios que aseguran que continuar con la rutina laboral es beneficioso para ti. Desde el punto de vista físico contribuye a mantenerte en forma y psicológicamente te ayudará a que te enfrentes mejor al embarazo, no centrándote exclusivamente en él y así conocer que hay vida más allá de tu barriga.

 


Si has decidido compatibilizar trabajo y maternidad no te pierdas estos consejos:

 

 

  • Tómatelo con calma. Incluso, si tu trabajo te lo permite, puedes plantearte trabajar desde casa un día a la semana.

 

  • Intenta evitar las horas punta. Pregunta en el trabajo si puedes entrar y salir un poco antes de lo habitual.

 

  • Vigila la postura frente al ordenador. Búscate una silla cómoda y ergonómica que sujete bien la parte inferior de tu espalda. Siempre que puedas trata de tener los pies en alto.

 

  • Si debes pasar mucho tiempo sentada te conviene utilizar medias de compresión para mejorar la circulación. Dar pequeños paseos y realizar algunos estiramientos también te ayudará.

 

  • Haz varias comidas al día. La fruta, galletas, los frutos secos o quesitos son tentempiés saludables que te ayudarán a recargarte de energía rápidamente y a mantener las náuseas a raya. Evita los dulces y la cafeína.

 

  • Come de forma saludable y bebe mucho agua. Es mejor que tengas que estar yendo al baño con frecuencia a que te sientas deshidratada.

 

  • Procura hacer algo de ejercicio o echarte una pequeña siesta en el descanso de la comida. Te ayudará a recuperar energía para aguantar el resto de la jornada.

 

  • Si sufres de estrés profesional trata de apuntarte a alguna actividad después del trabajo que te ayude a relajarte y descargar energía.

 

  • Organiza tus tareas. Establece un orden de prioridades e intenta no salirte de él.

 

  • Reduce tu nivel de exigencia en las tareas del hogar.

 

  • No temas decir "no puedo hacerlo" cuando lo necesites.

Artículos relacionados

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP