ejercicio embarazo

Ejercicio físico durante el embarazo

Yoga, natación o simplemente pasear. Hacer ejercicio es muy beneficioso a cualquier edad, pero durante el embarazo aún lo es más. Sola, en grupo o con tu pareja, existen multitud de deportes con los que además de mantenerte en buena forma física, descargarás tensiones y te llenarás de energía.

¿Por qué es bueno practicar deporte durante el embarazo?

¿Por qué es bueno practicar deporte durante el embarazo?

  • Mejoras tu resistencia, tonificas los músculos y fortaleces el suelo pélvico de cara al parto.
  • Incrementas el flujo sanguíneo y alivias el estreñimiento, los calambres y el dolor de espalda, muy comunes en el embarazo.
  • Liberas endorfinas que te levantarán el ánimo.
  • Duermes mejor.
  • Además, mantenerte en forma te ayudará a recuperar la línea más rápido una vez nazca el bebé.
  • Lo que debes tener en cuenta:
    Estés o no acostumbrada a hacer ejercicio con regularidad, durante el embarazo es mejor que realices deportes suaves o de bajo impacto.
    Como norma general, puedes seguir practicando cualquier ejercicio que realizases antes del embarazo, siempre y cuando informes antes a tu ginecólogo o matrona por si no lo considerasen recomendable para tu salud o la del bebé. 

Estos son los ejercicios que Cuerpoymente te recomiendan para el embarazo:

  • Pilates o yoga: especialmente las clases centradas en estiramientos ligeros y respiración. Evita los estilos de yoga más intensos. Recuerda indicar al profesor de cuántas semanas estás antes de cada clase.
  • Andar o footing ligero: pasear y respirar aire fresco no solo beneficia a tu cuerpo, también te ayudará a despejar tu mente.
  • Natación: las clases de gimnasia acuática para embarazadas están concebidas para que puedas hacer deporte de forma segura ya que el agua te ayuda a soportar el peso extra.
  • Baile: una clase baile no solo tonificará tus músculos, también te levantará el ánimo. Para facilitar las cosas, evita saltar, abstente de hacer giros bruscos.
  • Ciclismo: aunque durante las primeras semanas no es recomendable montar en bici, una vez estabilices tu centro de gravedad puedes hacerlo. Nuestra recomendación es que optes por las bicis estáticas, para evitar caídas. También puedes incorporar un sillín de gel para que te resulte más cómodo.
  • Entrenamiento con pesas: este tipo de entrenamiento solo es recomendable si ya lo practicabas antes del embrazo. Si lo realizas en el gimnasio, pide al monitor que te muestre algunas posiciones seguras para el embarazo. Trata de evitar los ejercicios que impliquen colocar las pesas por encima de la cabeza o el abdomen.

No te recomendamos practicar...
Aquellas actividades físicas que sometan a tu cuerpo a mucha tensión o puedan afectar al desarrollo de tu bebé como:

  • Esquí
  • Equitación
  • Senderismo con mochila al hombro
  • Submarinismo
  • Levantamiento de pesos pesados
  • Deportes de alto impacto, deportes de contacto como las artes marciales o el boxeo
  • Actividades que implican altura, como la escalada o el descenso en Rappel. 

Si vas a realizar deporte recuerda:

  • Toma una comida rica en carbohidratos al menos una hora antes para que te tener suficiente energía.
  • Asegúrate siempre de que tu monitor o entrenador sabe que estás embarazada. Algunos profesionales tienen formación para hacer recomendaciones específicas.
  • Evita acalorarte demasiado durante periodos largos.
  • Utiliza un sujetador de deporte que se ajuste y un calzado adecuado que sujete bien.
  • Bebe mucha agua antes y después, y recuerda tomar traguitos entre medias.
  • Recuerda que, a medida que crece tu abdomen, tu centro de equilibrio cambia, con lo que puedes estar más inestable.
  • Escucha a tu cuerpo. No te fuerces y si te sientes mareada, a punto de desmayarte, con dolores, demasiado cansada o acalorada, lo mejor es siempre parar


 

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP