Tu embarazo mes a mes

Tu embarazo mes a mes

El embarazo es una etapa única en la vida y en AlmiClub queremos estar contigo durante estos nueve meses. Conoce cómo evoluciona tu embarazo cada mes y todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo del bebé durante el proceso de gestación.

La evolución del embarazo mes a mes

Antes del embarazo es importante adoptar unos buenos hábitos de salud y llevar una dieta variada y equilibrada, para que en el momento de la concepción tengas todos los nutrientes necesarios y puedas empezar esta etapa en las mejores condiciones posibles. En general, se recomienda que el aumento de peso durante el embarazo sea de entre 9 y 12 kilogramos, siempre y cuando la mujer presente un peso cercano al normal para su condición física en el momento de la concepción.

 

 

 

Además del peso medio que la futura mamá debe ganar, lo más importante no son tanto los kilos que se ganan, sino cómo y a qué ritmo se adquieren.

 

 

 

Este aumento de peso se da, mayoritariamente, en el segundo y tercer trimestre de gestación, pues es cuando se desarrollan más los distintos tejidos y aumenta el peso y la talla del bebé. De forma general podríamos decir que:

 

 

  • Primer trimestre: el aumento debería ser de 0,5-1,5Kg.
  • Segundo trimestre: se debería realizar un incremento entre 3,5 y 5Kg.
  • Tercer trimestre: es el momento del embarazo con mayor acentuación del peso corporal, unos 5-5,5Kg en los últimos tres meses de gestación.

 

 

Durante los tres primeros meses de la gestación, el cuerpo empieza a desarrollar cambios fisiológicos con la finalidad de adaptar el organismo, para permitir el crecimiento y desarrollo de tu hijo: ausencia de la menstruación, reducción del tono muscular del estómago, aumento de la absorción de nutrientes, aumento de los latidos del corazón, retención de líquidos, fluctuaciones hormonales y aumento del peso de las mamas. Si en este período se producen náuseas y vómitos el aumento de peso puede ser muy pequeño. 

 


A partir del segundo trimestre de embarazo, estos cambios se empiezan a estabilizar y tu hijo empieza a desarrollarse, por lo que la ingesta de calorías diarias de tu dieta debería aumentar entorno a las 250Kcal más de lo habitual. De este modo, siguiendo con una dieta variada y equilibrada, se consigue un aporte de nutrientes y energía suficientes para que os mantengáis en un buen estado de salud, tanto tu como tu hijo. 

 


Finalmente, durante los tres últimos meses del embarazo, tu bebé ya ha crecido y aumentado su tamaño, y deberías aportar diariamente más energía que en los trimestres anteriores. Además, en esta última etapa de la gestación pueden aparecer una serie de molestias como acidez de estómago, estreñimiento, calambres, anemia, hinchazón de piernas y aumento de la presión arterial, que requieren de adaptaciones especiales en la alimentación para disminuir la sintomatología. 

La dieta durante el embarazo

En lo referente a la dieta se aconseja no realizar dietas para perder peso durante el embarazo, sino adoptar unos buenos hábitos de salud. El menú diario debe ser equilibrado y algunas recomendaciones específicas son:

 

  • Hidratos de carbono (cereales, patata, legumbres, pan, arroz, pasta, etc.). Debe ser un aporte suficiente, para evitar la formación de cuerpos cetónicos, sustancias que podrían contribuir a la deshidratación y a sufrir dolores de cabeza.

 

  • Proteínas (pescados, carnes, legumbres y lácteos). Las proteínas desempeñan un papel fundamental en el desarrollo estructural de tu hijo, por lo que su consumo se ve aumentado, desde un 15% en una dieta habitual, hasta un 20% al final del embarazo, siendo el aumento mayor durante la segunda mitad de la gestación. Por el contenido en mercurio, en embarazo y lactancia deben evitarse: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio.

 

  • Grasas (aceite de oliva, frutos secos, pescado azul, etc.). Se recomienda potenciar el consumo de ácidos grasos omega 3 (frutos secos, pescado azul), pues éste contribuye al desarrollo vascular y del sistema nervioso del niño. No olvides que durante el embarazo el consumo de pescado azul debe ser mediante ejemplares pequeños, pues los grandes pueden almacenar mercurio en su interior. 

 

  • Vitaminas y minerales. Es importante asegurar una buena fuente de ácido fólico (verduras de hoja verde, algunas legumbres y frutas) y hierro (alimentos de origen animal y legumbres), aunque estos dos nutrientes se toman también en forma de suplementos, pues la dieta oral no es suficiente para cubrir las necesidades del cuerpo durante el embarazo. También es importante asegurar una ingesta suficiente de calcio (productos lácteos) pues será necesario en el proceso de lactancia. 

 

Cuida tu alimentación durante los distintos meses de embarazo, acompáñalo de otros hábitos característicos de un estilo de vida saludable. Ayúdate de la  Herramienta de nutrición de AlmiClub para realizar un seguimiento del proceso de gestación.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

Artículos relacionados

 

 

 

 

 

Guía de Alimentación para Embarazadas. Cómo comer sano y controlar tu peso durante el embarazo. MedicaDiet. 2015. 
Tablas de "Ingestas diarias recomendadas de energía y nutrientes para la población española. Revisadas, 2015. En: Moreiras, Carbajal, Cabrera, Cuadrado. Tablas de composición de alimentos. Departamento de nutrición. Universidad Complutense de Madrid (UCM). 17ª edición revisada y ampliada. 2015. Página 258.
Guía de la alimentación saludable. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Madrid, 2004. 
Consejos para una Alimentación Saludable. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Madrid, 2007.