Controla tu peso en el embarazo

Tu peso en el embarazo: aumento de peso y peso recomendado

Durante el embarazo no se debe comer por dos, como quizá has oído decir alguna vez, pero tampoco se debe realizar dieta para la pérdida de peso. Adelgazar durante el embarazo puede ser perjudicial para el bebé, y engordar más de la cuenta también. 

Tu peso antes del embarazo

El aumento de peso es necesario y debe realizarse de manera controlada y saludable, pero dicha ganancia dependerá de cada persona. En primer lugar, se aconseja que este incremento durante el periodo de gestación esté relacionado con el peso que se tenía en el momento anterior a la concepción del embarazo. De este modo, y de manera general (varía según cada mujer y su situación), se recomienda que:

 

  • Las mujeres con un peso bajo (IMC por debajo de 20) aumenten entre 12,5 y 18 quilogramos durante el embarazo.
  • En aquellas que presenten un peso normal para su condición física antes de la gestación (IMC entre 20 y 25), se aconseja un incremento de entre 11,5 y 16kg.
  • En personas con sobrepeso (IMC de 25 a 30), un aumento de alrededor de 7 a 11,5kg.
  • Mujeres con obesidad antes de la concepción (IMC por encima de 30), incrementen entre 4 y 7 kg.

 

Si estás pensando en quedarte embaraza, lo ideal es que antes consigas un peso saludable para tu condición física: ni muy bajo, ni muy elevado. 


De manera general, pues, el aumento de peso debería ser de entre 9 y 12 quilogramos, aproximadamente, a lo largo de estos 9 meses. Repartidos de la siguiente forma:

 

  • Primer trimestre: el aumento debería ser de 0,5-1,5Kg.
  • Segundo trimestre: se debería realizar un incremento entre 3,5 y 5Kg.
  • Tercer trimestre: es el momento del embarazo con mayor acentuación del peso corporal, unos 5-5,5Kg en los últimos tres meses de gestación.
Si estás pensando en quedarte embaraza, lo ideal es que antes consigas un peso saludable para tu condición física: ni muy bajo, ni muy elevado. 
De manera general, pues, el aumento de peso debería ser de entre 9 y 12 quilogramos, aproximadamente, a lo largo de estos 9 meses. Repartidos de la siguiente forma: 
Primer trimestre: el aumento debería ser de 0,5-1,5Kg.
Segundo trimestre: se debería realizar un incremento entre 3,5 y 5Kg.
Tercer trimestre: es el momento del embarazo con mayor acentuación del peso corporal, unos 5-5,5Kg en los últimos tres meses de gestación.

¿Cómo se reparte este incremento de peso durante mi embarazo?

Como hemos visto, el mayor incremento de peso se concentra, sobre todo, en el segundo y tercer trimestre de gestación, debido a que es cuando se da el mayor crecimiento del feto, incremento y síntesis de nuevos tejidos (placenta, útero, mamas…), así como un aumento de grasas para preparar el cuerpo para el momento de la lactancia materna.

¿Cuántas calorías se necesitan durante el embarazo?

Durante los meses de embarazo, el cuerpo necesita más energía y aporte de nutrientes a lo que está habituado. En referencia a las calorías, se recomienda que el incremento energético sea progresivo a partir de la segunda mitad del embarazo, mediante el aporte de 250 Kcal más de las habituales al día.

 

Así pues, a partir del segundo trimestre de gestación empieza a haber un aumento de la ingesta de calorías superior al habitual, pero no debes olvidar que este incremento energético debe ir relacionado con el peso de cada una, por lo que es orientativo y cambia de una persona a otra.

 

Por lo que hace a las necesidades de nutrientes destaca el incremento de proteínas (hasta un 20% del valor calórico total), folatos, vitamina C y D, hierro, yodo, zinc, magnesio, vitamina E y algunas vitaminas del grupo B. Todos ellos deberían consumirse a través de la dieta, pero algunos como el hierro o los folatos suelen darse también como suplemento, pues cumplir con las necesidades del organismo únicamente con la alimentación es complicado. Tu médico te dará la recomendación concreta que tu necesites.

¿Cómo controlo el peso de manera saludable?

Es importante que controles tu peso antes, durante y después del embarazo, para que el bebé se desarrolle correctamente. Para ello es fundamental seguir una alimentación variada y equilibrada, para que tanto tú como tu hijo podáis obtener los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades del cuerpo y tener un buen estado de salud. Además de la comida, es fundamental llevar una vida activa, pues el ejercicio te ayuda a mejorar tu resistencia y a tonificar y fortalecer la musculatura, muy interesante de cara al parto. También puede ayudarte a liberar endorfinas, que te mantendrán más animada, entre otros beneficios. 

Controlar tu peso no había sido tan fácil

Sigue una dieta saludable y ejercicios adaptados a cada momento de tu embarazo, controla tu peso cada día y, si quieres una ayuda extra para este seguimiento, recurre a la herramienta de monitorización de AlmiClub que te permite controlar los cambios que realizas día a día, mes a mes. 

 

Artículos relacionados