Etapas

tratamientos naturales molestias

Tratamientos naturales para las molestias del embarazo

Además de las molestias típicas de cada etapa, es casi imposible que a lo largo de estos 9 meses no te duela la cabeza, o te resfríes, y tengas que echar mano de algún medicamento.
Lo malo es que seguramente no puedas tomarlo, recuerda que la mayoría de los fármacos están contraindicados durante el embarazo.
Por eso, ahora más que nunca, conocer algunos remedios naturales y caseros te ayudará a encontrarte mejor sin tener que preocuparte por el bebé. 
 

Remedios saludables para las molestias más habituales

Alivia los mareos matutinos y náuseas
Trata de comerte una galleta antes de levantarte de la cama y sobre todo intenta no incorporarte rápido, ya verás como te sientes mejor.
Pero si esto no te funciona, prueba a ingerir comidas frías y alimentos que contengan mucho líquido, como los cítricos. Por ejemplo, incluye una rajita de limón al té o al agua y ya verás como te vas sintiendo mejor.
Las infusiones de hojas de frambuesa también alivian los mareos y náuseas, son ricas en hierro y ayudan a fortalecer la pared del útero, incrementar la producción de leche y reducir los dolores del parto. Aunque muchos expertos recomiendan prudencia y aconsejan tomarla exclusivamente a partir del segundo trimestre, ya que se ha relacionado con la presencia de hemorragias. 
El jengibre también te puede ayudar a mitigar las náuseas al comienzo del embarazo. Tómalo en infusión o rallado para aderezar tus comidas.

Ardor de estómago y gases
Especialmente si ya eras propensa a padecer gases, trata de evitar las legumbres, la coliflor, el brócoli, las bebidas carbonatadas y todas aquellas comidas que puedan agravarlos. Comer menos cantidades pero con mayor frecuencia también te ayudará.
Las infusiones de hoja de menta, nebrina (fruto del enebro) o anís son muy eficaces. 

Dolor de cabeza
Una vez que ya tienes jaqueca o dolor de cabeza, lo mejor que puedes hacer es tratar de tumbarte en un lugar oscuro y colocarte un paño frío sobre las zonas que más te duelan. Presionar con los dedos los puntos que más te duelen, o darte un baño o ducha de agua caliente también puede aliviarte. 
Pero lo importante es detectar el origen de las cefaleas para poder tratarlas. El estrés, los cambios hormonales, la falta de sueño, la ingesta de determinados alimentos, o incluso la sinusitis. Presta atención a las posibles causas e intenta cambiar tus rutinas para detectar la causa de la jaqueca y poder evitarla. 

Encías inflamadas
La producción de hormonas durante el embarazo suele causar alteraciones en la mucosa de la boca o provocar gingivitis (inflamación de las encías). Aunque lo normal es que estas molestias desaparezca tras el parto, es fundamental cuidar más que nunca la higiene dental para que éstas no deriven en una patología crónica. 
Enjuágate con agua con sal tras lavarte los dientes siempre que notes sensibilidad o inflamación. La infusión de hojas de frambuesa es un buen remedio como enjuague bucal para las encías hinchadas y las úlceras de boca.

Estrés y ansiedad
Aunque es mucho más fácil decirlo que hacerlo, estar tranquila es importantísimo para que el embarazo y parto se desarrollen correctamente. 
Dedicarte tiempo a ti misma, crear un ambiente relajado en casa y, sobre todo, compartir tus miedos o sensaciones con tu pareja o amigas te ayudarán a estar más tranquila. 
El ejercicio físico también es uno de los mejores liberadores de estrés. Te ayuda a descargar endorfinas y te mantiene en buena forma y te prepara para el parto y la recuperación posterior. 
Pregunta en el gimnasio, seguro que hay clases específicas para embarazadas
La avena o el trigo también ayudan a disminuir la ansiedad. La levadura de cerveza, por su alto contenido en vitamina B, también. Puedes tomarla con leche o yogur. 
Las infusiones de valeriana, tilo, naranja dulce o agua de azahar te ayudarán a dormir mejor. 

 

 

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP