La importancia de los nutrientes

La nutrición durante las primeras etapas de la vida del niño, desde el embarazo hasta la primera infancia, tiene un efecto sobre el desarrollo del niño. Descubre qué nutrientes tienen mayor impacto.

Cómo contribuir a la salud del bebé

Recientes estudios científicos demuestran que una menor parte de la salud del bebé viene determinada por sus genes pero que la mayoría viene influenciada por su entorno durante las primeras etapas de su vida, entorno en el que podemos influenciar positivamente y en el que la nutrición juega un rol fundamental.

Los alimentos que consumas durante el embarazo y la lactancia, además de los alimentos que consuma el niño durante su primera infancia (de los 6 meses a los 2 años), pueden tener un efecto positivo en el desarrollo y ayudar a sentar las bases de su salud futura.

Esto se debe a que los nutrientes consumidos durante el embarazo o los que consume tu hijo durante los primeros años de vida, afectan directamente al desarrollo del cerebro, de los órganos vitales, de los huesos y también de sus preferencias a futuro. Las elecciones realizadas en materia de alimentación durante las primeras etapas de la vida del niño pueden marcar una verdadera diferencia en su salud actual y futura.

Alimentación saludable

Los principios básicos de una alimentación saludable son los mismos tanto para ti como para tu bebé: consumir muchas frutas y verduras, proteínas magras y grasas saludables. Sin embargo, hay ciertos nutrientes que merecen una atención especial. Muchos de ellos pueden obtenerse de manera relativamente sencilla a través de los alimentos, mientras que para otros es posible que se necesiten suplementos.

Tabla de nutrientes principales

Los siguientes nutrientes proporcionan beneficios fundamentales para ti y tu bebé durante el embarazo y posteriormente. Haz clic en los siguientes elementos para obtener más información sobre sus beneficios exclusivos.

Energía: descubre por qué es importante mantener elevados los niveles de energía durante el embarazo.

Proteínas: ayudan a crear, mantener y reponer las células y los tejidos del cuerpo.

Calcio: ayuda a que tu bebé desarrolle huesos y dientes fuertes.

Hierro: contribuye al desarrollo y a la función cerebral, así como también al sistema inmune, y a la producción de glóbulos rojos sanos.

Zinc: es necesario para la producción, la reparación y el funcionamiento del ADN.

Ácido fólico: ayuda a reducir el riesgo de ciertas anomalías congénitas.

Ácidos grasos Omega 3 como el DHA: son importantes para el desarrollo y la función cerebral.

Fibra alimentaria: es una parte esencial de una dieta equilibrada, que se encuentra en los alimentos a base de vegetales.

Líquidos: transportan nutrientes al bebé y evitan la deshidratación.

Vitamina D: es esencial para el desarrollo óseo y el crecimiento celular y muscular normales, así como también para el sistema inmune.

Para acceder a una evaluación personalizada de los nutrientes esenciales que necesitas, utiliza nuestra Herramienta de Nutrición.

Artículos relacionados

¿Tienes consultas relacionadas con la nutrición de tu bebé durante las primeras etapas de la vida?

Consejo experto para asesorarte las 24 horas del día, 365 días.

Información sobre nuevos productos Almirón

Teléfono

Llámanos GRATIS 24hrs / 365 días

900 181 797

E-Mail

Escribenos con tu dudas a almiclub@danone.com