Etapas

lactancia materna durante las semanas 13 30

La lactancia materna durante las semanas 13 - 30

Alrededor de los 3 meses vuelve a producirse otra etapa de crecimiento fuerte-  Ahora ya sabes lo que sucede, y sabes que es cuestión de pocos días.

Después de 3- 4 meses, la lactancia debe ser un proceso cómodo y fácil. Tu pecho estará menos duro y producirás la leche necesaria. Ahora que el estomago de tu bebé es mas grande, puedes espaciar las tomas durante el día, y el bebé debería empezar a dormir más horas seguidas e incluso toda la noche.

Los pediatras recomiendan la introducción de la alimentación complementaria a los 6 meses para bebés alimentados con leche materna.

Si decides dejar de dar el pecho, ten en cuenta que la mayor parte de los nutrientes que necesita un bebé provienen de la leche (materna o de fórmula)

Los purés de fruta y verdura suelen ser los primeros alimentos en introducirse en la dieta del bebé- asegúrate de que el puré no tiene ningún trocito.

Si tu bebé ha comenzado el proceso de dentición, puedes darle un mordedor. 

Semana 13-14

Después de 3 meses, la lactancia debe ser un proceso cómodo y fácil. Tu pecho estará menos duro y producirás la leche necesaria. En muchos casos puede que incluso ya no haya "goteo" entre las tomas.

El estómago de tu bebé ha crecido en tamaño, asi que puedes espaciar las tomas durante el día. El bebé debería empezar a dormir más horas seguidas e incluso toda la noche (Un estómago mayor es capaz de almacenar más cantidad de leche).

Si tu bebé se distrae con ruidos y sonidos mientras está mamando y suelta el pecho para comprobar qué pasa a su alrededor, intenta dar la toma en una habitación tranquila y sin televisión u otras distracciones.
Las habilidades motrices de tu bebé siguen desarrollándose. No lo dejes solo en el sofá o la cama, podría darse la vuelta y caerse. Y si le das el pecho en la cama, ponle en el lugar más alejado del borde.

Lactancia materna y dentición

Algunos bebés comienzan el proceso de dentición pronto. Algunos signos son exceso de saliva y que el bebé esté más irritado debido al dolor de encías. Puedes comprar un mordedor para ayudar a aliviarle.

Algunas mamás que dan el pecho temen la aparición de los dientes, pero la mayoría de los bebés no muerden el pecho aunque tengan dientes, y si lo hacen, tienen que parar la succión para morder el pecho. Esto puede ayudarte a saber cuando debes retirar al bebé del pecho.

Semana 15 - 18

¿Ha descubierto tu bebé su dedo pulgar? A esta edad todavía no hay riesgo de que se acostumbre a chupar su dedo gordo, ya que todavía son dientes de leche.

Succionar es tranquilizador para el bebé, por lo que no hay nada malo en que el bebé utilice tu pecho como chupete.

 

Nuevos patrones de lactancia

Puede que tu bebé necesite mamar con menos frecuencia. De media, los bebés maman de 8 a 12 veces al día (24 h.) desde los primeros días hasta que tienen de 3 a 6 meses, por lo que puedes empezar a notar un descenso en el número de tomas. Este cambio puede significar pasar a 6- 8 tomas al día (4 o 5 biberones para los bebés alimentados con leche de fórmula).

Tu bebé es más y más curioso sobre cualquier cosa que hagas y puede que te empiece a observar mientras comes. Esto no significa que él esté preparado para otro tipo de alimentos. Sin embargo, es un buen momento para pensar cómo quieres continuar con la alimentación de tu bebé e investigues más sobre cómo introducir la alimentación complementaria en su dieta.

Semana 16-22

Se aproxima el fin de las 16 semanas de baja por maternidad y la reincorporación al trabajo, si es que has decidido no coger una excedencia.

Si quieres continuar con la lactancia materna, puedes extraer la leche y así tu pareja o quien se quede a cargo del bebé, pueda alimentarlo con tu leche.

Hay otras opciones, incluyendo la lactancia mixta (puedes dar el pecho a primera hora, por la noche y los fines de semana y usar leche de fórmula en las otras tomas) o dejar de dar el pecho (haciéndolo gradualmente para evitar problemas).

Empieza una etapa en la que tu bebé podrá ser capaz de sentarse solito, pero probablemente pierda el equilibrio, por lo que asegúrate de que está en un entorno blandito donde no se haga daño

¿Tu bebé tiene ya algún diente?

Si tu bebé no ha comenzado el proceso de dentición todavía, puede que lo haga en este periodo. Estará más irritable de lo normal y se chupará las manitas. Otros signos  son exceso de saliva y en algunos casos, unas décimas de fiebre

Nuevos patrones de sueño

Tu bebé empezará a dormir menos por el día- esto es una estupenda noticia si tu bebé es de los que duermen mal por la noche.

Si tu bebé todavía no duerme bien por la noche, no desesperes. Ayuda al bebé a relajarse antes de irse a dormir, y asegúrate de que no duerme demasiado durante el día.  

Semana 23 - 26

¿Se da la vuelta en la cuna para dormir boca abajo? Esto preocupa a muchos padres, por el miedo a la asfixia. Si pone a tu bebé boca arriba y durante la noche se gira, poco puedes hacer. Afortunadamente, los expertos coinciden en que, una vez que el bebé es capar de darse la vuela, también es capaz de protegerse a si mismo, por ejemplo, retirando una manta o la sábana si fuera necesario.

 

Introducción del biberón

Si estás dando el pecho y quieres introducir el biberón u otras formas de alimentar al bebé, puede rechazarlas al inicio, ya que ha formado hábitos arraigados. El cambio no tiene porqué ser solo a biberón, puedes intentar que sea de una taza diseñada para el uso de bebé. Si prefieres el biberón, intenta que otra persona, por ejemplo tu pareja, se lo de. 

Semana 27 - 30

SI tu bebé ha empezado a gatear, es el momento de preparar la casa para que él esté seguro. Echa un vistazo a cada una de las habitaciones para detectar riesgos, por ejemplo que no haya en el suelo ni a su alcance objetos pequeños como clips, monedas o grapas. Por seguridad, tendrás que pasar el aspirador y fregar los suelos con más frecuencia.

Algunos bebés dejan de dormir siestas durante el día, a menos que les pongas en el carrito para dar un paseo o en el coche. Pero incluso si tu bebé duerme toda la noche, necesitará una siesta a lo largo del día  para evitar que esté inquieto e irritable a última hora de la tarde.

La introducción de la alimentación complementaria está recomendada a partir del 6º mes para bebés alimentados con leche maternal, pero si piensas que tu bebé está preparado, consulta con tu pediatra antes de introducir otros alimentos.

Si continuas dando el pecho, lo estás hacienda bien, pero si quieres disminuir el número de tomas o incluso dejar de dar el pecho, consulta con tu medico o matrona, ya que lo aconsejable es hacerlo de manera gradual.

Dentición del bebé y lactancia materna

Probablemente tu bebé tenga ya su primer par de dientes. Si te muerde el pecho,  no saltes ni grites, ya que probablemente le intrigue tu reacción y te muerda de nuevo para ver si reaccionas de la misma manera.

Ten en cuenta que para morderte, tu bebé tiene que dejar de succionar antes, así que estate atenta y retírale del pecho si sospechas que va a morderte!

Alimentación complementaria

La alimentación complementaria  debe introducirse de forma gradual. La leche maternal o de formula  sigue siendo el alimento básico de tu bebé.

La alimentación complementaria puede iniciarse con los cereales sin Gluten –Arroz y maíz- purés de frutas como la manzana y la pera, y los de verduras y hortalizas- zanahorias, patata o calabaza cocida. Estos alimentos deben estar triturados en un suave puré sin grumos.

De igual manera, cuando introduzcas la carne y el pollo, deben estar bien cocinados y libres de  huesos.