Etapas

bienestar familia

Los Cinco Pilares del Bienestar en Familia

La llegada de un bebé es sin duda uno de los hitos más importantes y maravillosos para cualquier familia. Cuando después de nueve meses de espera, mucha ilusión y la habitual dosis de nervios, damos la bienvenida al nuevo miembro de nuestro clan, es sólo el comienzo de una fase llena de alegría, cariño, muchos aprendizajes y constantes cambios

La Familia

No siempre nos sentimos preparados para tantas novedades a la vez, y no siempre nos sentimos cómodos con este ritmo vertiginoso que nos exige nuestro bebé.

Para seguir disfrutando con cada reto y situación los expertos en Psicología Positiva del IEPP te proponen los Cinco Pilares del Bienestar en Familia:

 

·       Disfruta de los momentos felices. Experimentar emociones positivas como la alegría, la serenidad o el amor es uno de los pilares básicos de la felicidad. Date cuenta de todos los momentos pequeños del día a día que te conectan con tu propia definición de felicidad. La hora del baño, la tranquilidad de la hora de la siesta, la risa de tu bebé cuando le haces cosquillas, un abrazo cariñoso familiar, un paseo al sol… toma consciencia de estos momentos y disfruta de ellos plenamente. Pueden ser pocos minutos pero al vivirlos conscientemente potenciamos su impacto positivo.

 

·       Busca tiempo para cuidar las relaciones positivas. Con un recién nacido en casa es normal que prácticamente toda nuestra atención esté centrada en los cuidados del pequeño y es recomendable que no nos impongamos una agenda social demasiado exigente. Sin embargo esa primera etapa pasa volando. Una vez cogido el ritmo de las tomas y las horas de sueño es un buen momento para volver a relacionarnos más con las personas que queremos tener en nuestras vidas. Cuidar las relaciones positivas significa disfrutar del tiempo en compañía, actividades conjuntas, dialogo y conexión con otras personas que nos aportan algo. También significa elegir. El tiempo ya no es el mismo que antes, por eso merece la pena seleccionar con quién lo queremos pasar.

 

·       Ten en cuenta lo que significa esa etapa para la familia a largo plazo. A veces el cuidado de un bebé puede parecer una tarea sin fin. Cuando nos cansamos y echamos en falta un poco más de libertad, un poco más de tiempo para nosotros ayuda tener en cuenta que lo que vivimos es una etapa especial, con sus reglas y condiciones particulares. Pregúntate cómo quieres recordar esa etapa dentro de 5 o 10 años. ¿Qué habrás aprendido entonces? ¿Qué te aportó? Ver nuestra situación desde esa perspectiva nos ayudará a relativizar momentos difíciles y darnos cuenta de todo lo bueno que estamos sembrando ahora.

 

·       Celebra los pequeños logros y avances. Como padres estamos constantemente pendientes de los avances y logros de nuestro pequeño. Qué alegría y orgullo nos produce ver cómo se hacen mayores nuestros bebés. Documentamos con fotos y apuntes en los libros del bebé y nos encanta hablar de ello. ¿Y qué pasa con nuestros propios logros? No nos olvidemos que esa etapa merece un reconocimiento tremendo que normalmente no recibimos de forma explícita. Seamos nosotros mismos que celebramos nuestros avances como familia, como pareja, como madres y padres. Y si compartimos la alegría por lo conseguido, será aún más bonito.

 

·       Déjate llevar. ¿Conoces esos momentos que te olvidas del tiempo y del espacio y simplemente te dejas llevar? Te hace desconectar de todo y permite estar presente. Resérvate momentos de tranquilidad sin tareas e interrupciones para poder estar con tu bebé y olvidarte del mundo alrededor. Déjate guiar por tu bebé, obsérvale y fluye con los momentos de juego, caricias y las primeras conversaciones que te propone. Vivid la belleza del momento juntos, sin expectativas, sin forzar, y verás que tu bebé tiene mucho que enseñar.

 

Resérvate momentos de tranquilidad sin tareas e interrupciones para poder estar con tu bebé y olvidarte del mundo alrededor. Déjate guiar por tu bebé, obsérvale y fluye con los momentos de juego, caricias y las primeras conversaciones que te propone. Vivid la belleza del momento juntos, sin expectativas, sin forzar, y verás que tu bebé tiene mucho que enseñar.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP