Etapas

mama cansada

Límites personales: ¡Ya no puedo más!

La maternidad es una de las experiencias más gratificantes en la vida de una mujer. Sin embargo, supone un cambio tan grande que podemos llegar a sentirnos desbordadas, especialmente durante los primeros meses. 

Límites personales: ¡Ya no puedo más!

Puede ocurrir que no te sientas la misma (sin duda, tu mundo ha cambiado mucho) o que te sientas un poco frustrada porque esperabas que la maternidad fuera un momento de tu vida en el que experimentarías una felicidad constante y has encontrado con que no es así, hay momentos muy buenos y momentos duros.

Tenemos buenas noticias: no eres la única que se siente así. La mayoría de las mujeres que han sido madres reconocen enfrentarse a sentimientos y emociones que chocan abiertamente con la imagen idílica anteriormente citada.

Ser conscientes de ello resulta tranquilizador y forma parte de un proceso normal. Es una buena idea recordar que supone un esfuerzo enorme (aunque lo hagamos gustosas) adaptar nuestro estilo de vida a las demandas que exige la llegada del bebé. Por eso te ofrecemos unas pautas para hacer más llevaderas situaciones que comúnmente pueden parecerte difíciles:

·       Si sientes que estás extremadamente cansada todo el día: en primer lugar tienes que descartar que se deba a una causa médica (la falta de hierro o vitaminas pueden desencadenar fatiga crónica). Una vez descartado esto, necesitas dormir. Sabemos que puede resultar complicado, por eso, aprovecha cualquier ocasión para desacansar. Una forma de hacerlo más fácilmente es dormir a las mismas horas que lo haga el bebé. Además, la falta de sueño es la causa y explicación de muchas alteraciones anímicas, así que ¡obtendrás un doble beneficio si descansas!

·       Si sientes que te faltan horas en el día: prioriza y prescinde de todo lo que no sea absolutamente necesario. Además, te ayudará ser flexible con los horarios (por ejemplo, no hace falta cenar a las nueve en punto todos los días). A partir de ahora el ritmo lo marca el bebé, así que adapta tus horarios a él o ella sin obsesionarte con la planificación milimétrica.

·       Si a veces sientes que te gustaría desconectar: no te sientas culpable. Tan sólo estás pidiendo a gritos darte un respiro. Intenta pasar un ratito a solas, o con tu pareja o amigos. Te sentará bien un paseo o un café en una terraza y tu ánimo mejorará notablemente cuando vuelvas junto a tu bebé.

·       Si te sientes incomprendida: recuerda que la experiencia de ser madre es difícil de entender si no lo has sido, intenta hablarlo con otras madres. Permítete no estar exultante 24 horas al día. Sentir cansancio o estar irascible también forma parte de la maternidad.

Recuerda: somos personas. El hecho de ser madre no te convierte en invulnerable a las emociones negativas. Tienes derecho a sentirte como te sientes, aceptarlo es el primer paso para ponerle remedio y disfrutar de esta etapa vital.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP