El ácido fólico durante el embarazo

Si estás embarazada o planeás un embarazo, necesitás ácido fólico por diversas razones importantes. Descubrí cómo el ácido fólico puede influir positivamente en tu salud y en la del bebé.

¿Por qué el ácido fólico es importante?

No bien comiences a buscar un bebé, es vital que tomes ácido fólico. El ácido fólico ayuda a reducir el riesgo de que el bebé sufra anomalía congénita del tubo neural (ACTN), como la espina bífida. La espina bífida se produce cuando queda un hueco entre la columna en desarrollo y la médula espinal.

Como el tubo neural se cierra tres o cuatro semanas después de la concepción, en la medida de lo posible es importante tratar de tomar ácido fólico antes de quedar embarazada. Si ya estás embarazada y no has tomado ningún suplemento de ácido fólico, comenzá a tomarlo lo antes posible, y si estás preocupada consultá a tu profesional de atención médica.

¿Cuánto ácido fólico necesito?

Se recomienda que tomes 400 mg de ácido fólico por día durante un mes, como mínimo, antes de comenzar a buscar un bebé y durante el primer trimestre.

¿Qué alimentos son una buena fuente de ácido fólico?

El folato es una forma de ácido fólico cuando está presente en los alimentos. Algunas buenas fuentes de folato son las siguientes: las lentejas, los espárragos, la espinaca, los porotos colorados, el jugo de naranja y los garbanzos.

Hay investigaciones que demuestran que tomar un suplemento multivitamínico con ácido fólico puede reducir el riesgo de preeclampsia, una afección grave que puede afectar a las mujeres en la última mitad del embarazo.

¿Tienes consultas relacionadas con la nutrición de tu bebé durante las primeras etapas de la vida?

Consejo experto para asesorarte las 24 horas del día, 365 días.

Información sobre nuevos productos Almirón

Teléfono

Llámanos GRATIS 24hrs / 365 días

900 181 797

E-Mail

Escribenos con tu dudas a almiclub@danone.com