La introducción de la alimentación complementaria del niño y su desarrollo a partir de los seis meses

El rápido desarrollo del niño continúa de los 6 a los 12 meses y comienza la introducción de la alimentación complementaria. Infórmate de por qué es tan importante una dieta de continuación nutritiva.

Cómo puede afectar esta etapa en la salud futura de tu hijo

Después de los seis meses de la vida del niño, la alimentación complementaria le proporciona un aumento de su ingesta nutricional.

Al mismo tiempo, su sistema inmunitario se encuentra en una fase muy importante para el desarrollo de una resistencia que contribuirá a  su salud hasta la madurez. El desarrollo de su cerebro también está en una fase muy receptiva, adaptándose a factores externos y estableciendo los cimientos de una vida de aprendizaje.

La ciencia ENP (Early Life Nutritional Programming) nos demuestra que las elecciones de alimentos que hacemos por nuestros hijos podrían repercutir positivamente en su sistema inmunitario, intelectual y en el futuro de tu bebé.

La nutrición y el sistema inmunitario del niño

La lactancia materna, que es la mejor opción para el lactante, ha ayudado a proteger el sistema inmunitario en desarrollo del niño, pero en estos momentos tu hijo dependerá cada vez más de su propia inmunidad. Su sistema inmunitario se está reforzando gracias a la exposición a nuevos gérmenes de su entorno. La exposición a nuevos gérmenes ayuda a protegerlo de enfermedades más graves y disminuye las probabilidades de que sufra de alergias en el futuro. Por tanto, coger un catarro o resfriado, aunque resulte incómodo, realmente puede ser bueno para el niño (eso sí, siempre bajo supervisión del profesional sanitario que corresponda). Algunos nutrientes pueden ayudar a sustentar la inmunidad del niño, como por ejemplo:

–    Hierro
–    Selenio
–    Vitamina A
–    Vitamina C
–    Zinc
–    Vitamina D

Nutrición Temprana y desarrollo cerebral del niño

Entre los 6 y los 12 meses, se acelera el desarrollo en la corteza frontal del cerebro del niño. Esta área participa en funciones complejas como las interacciones con el entorno inmediato y las reacciones con las personas. Exponer a tu hijo a nuevas experiencias a través de una rutina variada e interesante fomenta su desarrollo, algo esencial para sus incipientes habilidades sociales.

El cerebro humano tiene una gran flexibilidad durante los primeros años. Uno de los factores que más influyen en su desarrollo es la nutrición. Esto significa que al proporcionar a tu hijo una dieta de continuación rica en nutrientes, puedes ayudar en el desarrollo de su cerebro.

Los ácidos grasos omega-3 y el hierro forman parte de estos nutrientes. Los ácidos grasos Omega- 3 se encuentran en los pescados azules como el salmón y las sardinas y pueden ayudar al normal desarrollo cognitivo y contribuir al normal desarrollo del cerebro de tu hijo. Algunas legumbres son también fuente excelente de hierro.

¿Tienes consultas relacionadas con la nutrición de tu bebé durante las primeras etapas de la vida?

Consejo experto para asesorarte las 24 horas del día, 365 días.

Información sobre nuevos productos Almirón

Teléfono

Llámanos GRATIS 24hrs / 365 días

900 181 797

E-Mail

Escribenos con tu dudas a almiclub@danone.com