Etapas

Semana 23 embarazo:  cómo aumentar tu ingesta de minerales esenciales

Embarazo semana 23: Descubre cómo aumentar tu ingesta de minerales esenciales cada día

El calcio es un mineral esencial para el desarrollo de los huesos y dientes del bebé. Aprende cómo incluir cantidades adecuadas en tu dieta diaria durante las primeras etapas de la vida de tu bebé.

Semana 23: ¿estás ingiriendo suficiente calcio?

El calcio es un mineral esencial que tanto tú como tu bebé necesitáis para tener huesos y dientes fuertes. Este mineral contribuye a la coagulación normal de la sangre, al metabolismo energético normal y contribuye a la función muscular normal. Del mismo modo, contribuye a la neurotransmisión, a la función normal de las enzimas digestivas y tiene un importante papel en el proceso de división celular y especialización.

 

 

Por lo tanto, debes asegurarte de ingerir una cantidad suficiente de calcio en tu dieta, tanto para ti como para el bebé.

 

 

Procura ingerir 3-4 raciones de productos lácteos u otros alimentos con alto contenido de calcio por día. Esto incluye leche, yogur, quesos de diferentes tipos, verduras de hoja verde (como la espinaca, el berro y el brócoli), almendras, higos y productos enriquecidos en calcio, entre otros.

 

 

En casos extremos de carencia en la ingesta de calcio, el bebé puede llegar a tomar el mineral de tus huesos, lo cual podría producir osteoporosis posteriormente; no obstante, esto es poco probable si consumes una dieta equilibrada . Las mujeres embarazadas absorben calcio más fácilmente que las mujeres que no están embarazadas, lo cual les da una protección natural contra la pérdida de masa ósea.

 

Los productos lácteos son la mejor fuente de calcio. También, puedes obtenerlo de otras fuentes no lácteas, como las verduras de hoja verde o los pescados pequeños, que suelen consumirse con espinas.

 

 

Sin embargo, por tu seguridad y la de tu bebé, asegúrate de evitar los quesos azules y blandos (como el brie y el camembert) y cualquier queso que esté elaborado con leche sin pasteurizar durante el embarazo. Pregúntale a tu profesional de la salud qué alimentos debes evitar.

 

 

Tu dieta debe incluir de tres a cuatro porciones de productos lácteos por día. Algunas fuentes adecuadas incluyen las siguientes:

 

  • Leche, queso y yogur de bajo contenido graso (las versiones con menos grasa contienen la misma cantidad de calcio y menos calorías y vitaminas).
  • Requesón y queso crema.

 

Nuestra Herramienta de Nutrición puede ayudar a asegurarte de estar ingiriendo una cantidad suficiente de calcio en tu dieta.

Semana 23: el desarrollo de tu bebé

Durante la 23 semana tu bebé mide aproximadamente 29 cm de largo desde la cabeza hasta los dedos de los pies.
 


Continúa ejercitando sus órganos en desarrollo al tragar líquido amniótico. Mientras tanto, los músculos bien desarrollados de las manos pueden agarrar el cordón umbilical.
 


La piel se está engrosando y comienzan a funcionar las glándulas sudoríparas y sebáceas del bebé. Si bien la grasa comienza a acumularse en el cuerpo del bebé, la piel todavía está falta de este nutriente, lo cual le da una apariencia arrugada.
 


A medida que tu bebé crezca y se fortalezca, comenzarás a notar pataditas y volteretas más definidas. Puedes tener hipo con frecuencia: puedes sentirlo como pequeños impulsos rítmicos en la barriga.
 


Los nutrientes que recibe tu bebé durante el embarazo y sus primeros tres años de vida, junto con los factores ambientales y de estilo de vida, influyen en la forma en que evolucionan las células para toda la vida. Este conocimiento sienta las bases de la Nutrición Temprana.
 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

Artículos relacionados

 

 

 

 

 

Por favor, a tener en cuenta: los artículos semana a semana tienen como propósito darte una idea general del crecimiento y el desarrollo durante este viaje. De todas formas, es importante recordar que cada bebé se desarrolla de manera diferente, incluso durante el embarazo.

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP