Etapas

Semana 31 embarazo: ¿Cansada y sin aliento?

Embarazo semana 31: ¿Cansada y sin aliento? Habla con tu médico, matrona o con nuestros expertos

Durante la semana 31 del embarazo, el bebé se desarrolla rápidamente y comienza a aumentar de peso. No es de sorprenderse que en esta etapa te sientas cansada y sin aliento con frecuencia. Obtén información sobre cómo debes cuidarte ahora y durante las primeras etapas de la vida de tu bebé.

Semana 31: descansa mucho

Es posible que tu bebé todavía se encuentre bien arriba, por lo que podrás sentirte sin aliento debido a que el útero ejerce presión contra el diafragma. Si esto te inquieta, habla con tu matrona o médico.

 

 

Es posible que tu bebé no descienda hacia la pelvis hasta la semana 36 aproximadamente y, en algunas mamás, esto quizás no suceda hasta el comienzo del parto. Mientras tanto, trata de descansar en la mayor medida posible. Hacer actividad física suave, como caminar y nadar, puede ayudar a relajarte y dormir mejor, pero deja de hacerlo si te sientes cansada.

Anemia por carencia de hierro

Si bien sentirse sin aliento es frecuente en esta etapa, la falta de aliento también puede ser un posible signo de anemia por carencia de hierro. Este tipo de anemia es más probable que se produzca durante el embarazo.

 

 

El hierro es un mineral esencial involucrado en el transporte de oxígeno por el cuerpo y hacia tu bebé. El hierro es importante para la formación de hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos. Durante el embarazo, necesitas más hierro para mantener a tu bebé y para compensar la pérdida de sangre de la madre durante el parto.

 

 

Para mantener tus niveles de hierro dentro de los valores recomendados, consume alimentos con un alto contenido de hierro, como la carne de vacuno, el cordero, el cerdo, la carne de ave, los huevos, el pescado azul, los cereales enriquecidos, los frutos secos y las verduras de hoja verde, como la col rizada.

 

 

Siempre con tu médico o profesional de la salud.

Embarazo semana 31: el desarrollo de tu bebé

En esta etapa del embarazo tu bebé mide alrededor de 41 cm de largo y pesa cerca de 1,45 kg. El lanugo, o vello fino que cubre el cuerpo para mantenerlo a una temperatura cálida, comenzará a desaparecer, dado que la grasa que desarrolló le brindará un aislamiento más que suficiente.
 


También está desarrollando la memoria. Un pequeño estudio demostró que los bebés a los que se les reprodujo una melodía particular mientras estaban en el útero parecían responder a ella tras el parto.
 


Obtén más información sobre la Nutrición Temprana.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

 

Artículos relacionados

 

 

 

 

 

Por favor, a tener en cuenta: los artículos semana a semana tienen como propósito darte una idea general del crecimiento y el desarrollo durante este viaje. De todas formas, es importante recordar que cada bebé se desarrolla de manera diferente, incluso durante el embarazo. 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

 

 

 

 

Por favor, a tener en cuenta: los artículos semana a semana tienen como propósito darte una idea general del crecimiento y el desarrollo durante este viaje. De todas formas, es importante recordar que cada bebé se desarrolla de manera diferente, incluso durante el embarazo. 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

 
ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP