Etapas

La alimentación y el embarazo

Embarazo y dieta

Aunque el embarazo no es un buen momento para hacer dietas de pérdida de peso, la expresión “comer por dos” tampoco está en lo cierto. ¿Y cómo debemos hacerlo para seguir una dieta saludable durante el embarazo?

Una cuestión más de salud que de estética

Aunque la ganancia de peso recomendada varía según el Índice de Masa Corporal (IMC) previo al embrazo, generalmente, durante estos nueve meses se suelen ganar entre 11-16 kilos (unas 250 calorías más al día). Todo depende de tu alimentación, salud, constitución física (altura y peso) y tu actividad diaria.

 

Además, la mayoría de los cambios hormonales que implica el embarazo afectan especialmente al aparato digestivo. Es normal que durante el primer trimestre tengas náuseas y vómitos frecuentes, con los que incluso puedes perder algo de peso. Consulta con tu profesional de la salud si éste es tu caso. En cambio, en las últimas semanas, la presión del bebé sobre tu estómago puede hacer que te llenes enseguida y tengas que comer menos cantidad pero más a menudo.

 

En cada revisión el ginecólogo controlará tu peso y, en el caso de necesitarlo, te dará una serie de pautas de alimentación y ejercicio adaptados a tu embarazo para que no surja ninguna complicación para la salud del bebé.

 

Pesar de menos puede implicar que el bebé no está recibiendo todos los nutrientes que necesita para desarrollarse, incluso que nazca con antelación (BPEG) y necesite cuidados especiales. Pero pesar de más tampoco es bueno, y, por ejemplo, un exceso de grasas saturadas puede provocar que el bebé crezca en exceso, lo que puede ser un problema durante el parto, y más tarde para el niño.

¿Te gustaría saber cuántos Kilos ganarás aproximadamente durante el embarazo?

1. Calcula tu índice de masa corporal (IMC) previo a la concepción.

Realiza esta operación:
Peso/(estatura)² = IMC
Por ejemplo: 70 kg / (1,70 m)² = 24,22

2. Aplica el resultado a la siguiente tabla
 

Peso de acuerdo al IMC

Kilos que se deben aumentar

Bajo (< 20)

12,5 a 18 kg

Normal (20-25)

11,5 a 16 kg

Sobrepeso (>25-30)

10 a 14 kg, siendo deseable aumentar lo menos posible

Mujeres que esperan gemelos

15,5 a 23 kg

 

Si tu evolución es de 1 ó 2 kilos más o menos respecto a estos valores, no le des importancia, pero siempre consúltalo con tu médico o profesional de la salud.

 

3. ¿Cómo se distribuyen estos Kilos de más?
 

Feto: 30%
Síntesis de nuevos tejidos (placenta, líquido amniótico): 15%
Aumento de tejidos (útero, mamas, aumento de agua corporal y aumento de volumen sanguíneo): 30%
Reservas de energía: 25%

¿Cómo recuperar tu peso original después del embarazo?

Lo primero que debes tener en cuenta es que, aunque parezca imposible, la mayoría de kilos aumentados correspondían a la barriguita y al propio bebé (siempre que no hayas cogido kilos de más), por lo que puede resultarte más fácil de lo que crees perderlos.

 

Además, durante meses has acumulado unas reservas destinadas a la lactancia que, en cuanto comiences a dar el pecho, perderás rápidamente.

 

Lo principal no es tanto el peso como la firmeza de la piel y tejidos. Utilizar crema hidratante y reafirmante y realizar algunos ejercicios como nadar o caminar diariamente acelerarán la recuperación.  

 

Además, no olvides que, mientras le des el pecho, tampoco puedes seguir una dieta de pérdida de peso, ya que las necesidades calóricas durante la lactancia son muy elevadas.

Cuerpo y Mente te ayudan a recuperar el tono muscular tras el parto

Antes de empezar, recuerda que no debes empezar a practicar ejercicio hasta pasadas 2 semanas tras el parto, y antes de hacer nada debes hablarlo con tu médico. Es mejor que empieces poco a poco, y de una forma muy suave. No olvides calentar antes de empezar los ejercicios. Y sobre todo, si te molesta o duele para.

 

Ejercicio 1: tonifica tu estómago. 

 

  • Túmbate en el suelo, con las rodillas flexionadas y los brazos extendidos al lado del cuerpo.
  • Mete la tripa y presiona la espalda contra el suelo. Aguanta cuatro segundos y repite.

 

Ejercicio 2: enroscarte (no lo intentes hasta al menos 2 semanas después del parto).
 

  • Tumbada con las piernas dobladas como antes, intenta tocarte las rodillas deslizando tus manos por los muslos. 
  • Con las manos tan cerca de las rodillas como puedas, al espirar, contrae los músculos del estómago y levanta la cabeza.
  • Cuenta hasta cuatro y relájate.

 

 

Ejercicio 3: ¡levanta las piernas! (fortalece los muslos y músculos abdominales).

  • Tumbada de lado, sujeta la cabeza con una mano y equilibra el cuerpo apoyando la otra mano frente a ti. Asegúrate de que tus piernas están alineadas con la cadera y el hombro.
  • Con la rodilla y el pie mirando de frente, levanta la pierna estirada hacia arriba hasta llegar a la altura del hombro, cuenta hasta dos y baja. Repite unas cuantas veces, luego date la vuelta y repite con la otra pierna.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la alimentación durante el embarazo

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

Artículos relacionados

 

 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

 

 

 

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP