Etapas

proteina

¿Qué es la proteína?

Las proteínas están formadas por aminoácidos, los pilares de las células humanas. Descubre cuánta proteína necesitas para promover el desarrollo saludable de tu bebé.

¿Por qué es importante la proteína?

Las proteínas colaboran para que el cuerpo funcione adecuadamente mediante la construcción, el mantenimiento y la reparación de las células, los tejidos y los órganos. Estas moléculas de gran tamaño compuestas de aminoácidos son los pilares de nuestros músculos, de nuestra piel y de nuestros huesos. De hecho, la proteína representa un 20% del peso corporal total. Durante los primeros años de desarrollo, desde el embarazo hasta la primera infancia, el mantenimiento de un suministro regular de proteína de buena calidad es esencial para la producción de células sanas. Sin embargo, el exceso de proteína, especialmente la proveniente de fuentes de alto contenido graso, puede contribuir a la obesidad durante la infancia y posteriormente.

¿Cuánta proteína necesitamos?

Descubre cuál es la cantidad saludable de proteína para cada etapa del embarazo y del desarrollo temprano del niño.

Durante el embarazo

La ingesta de referencia nutricional recomendada para mujeres embarazadas varía según el nivel de actividad, pero es prácticamente el doble del consumo recomendado para mujeres no embarazadas. 

Para favorecer un embarazo saludable, se recomienda comer tres o cuatro porciones de proteína a diario. Al final de este artículo encontrarás sugerencias de opciones saludables de proteínas envasadas. Puedes controlar tu ingesta con nuestra Herramienta de Nutrición.

Durante la lactancia materna

Durante la lactancia materna, los requisitos de proteína siguen siendo superiores al nivel normal. Al final de este artículo encontrarás sugerencias de opciones saludables de proteínas. Puedes controlar tu ingesta con nuestra Herramienta de Nutrición 

De la alimentación complementaria a la primera infancia

De los 7 a los 12 meses, tu bebé comenzará a obtener parte de su proteína de los alimentos sólidos, además de la leche. El objetivo debe ser que consuman alrededor de 14 g por día. 
A continuación encontrarás sugerencias de buenos alimentos proteicos para tu hijo  en la primera infancia. Puedes controlar la ingesta diaria de tu hijo en la primera infancia con nuestra Herramienta de Nutrición.
 

¿Qué alimentos son una buena fuente de proteína?

Si bien los productos de origen animal contienen proteínas completas (los nueve componentes aminoácidos), las fuentes vegetales, en general no. Sin embargo, el consumo de una variedad de proteínas de origen vegetal, como los granos y las legumbres, en el transcurso del día le garantizará la obtención de todos los aminoácidos que necesita. Esto se denomina complementación proteica. 
Existen dos fuentes principales de proteína:

 

Proteínas de origen animal

Carne: carne de res magra, cerdo, cordero, pollo sin piel

Pescado: salmón, caballa, anchoas, sardinas

Productos lácteos: leche, queso, yogur, huevos

Proteínas de origen vegetal

Legumbres, soja, lentejas, nueces, semil

 

 

 

 

 

 

 

 

Debido a la importancia del calcio y la vitamina D para el desarrollo y la salud a largo plazo del bebé, se aconseja que las mujeres embarazadas y lactantes obtengan un tercio del requisito diario de proteína a partir de fuentes de productos lácteos. Las versiones de bajo contenido graso son adecuadas. Los productos lácteos siguen siendo importantes durante la alimentación complementaria y la primera infancia. Asegúrate de que tu hijo recibe al menos 2 porciones de productos lácteos todos los días. 

Es importante proporcionar una cantidad suficiente de proteína para cada etapa de los primeros años del niño desde el embarazo. Contribuye al crecimiento y el desarrollo actual del bebé y favorece su salud en el futuro. Nuestra Herramienta de Nutrición puede ayudarte a controlar tu ingesta de proteínas y la de tu hijo en la primera infancia.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP