Etapas

posiciones del parto

Posiciones del parto

A la hora de dar a luz mediante un parto natural no se puede decir que haya posiciones mejores o peores. En función de la fase y colocación del bebé, puedes ir moviéndote hasta dar con la que te sientas más a gusto, o disminuya el dolor.

Lo importante es que estés cómoda.

Cuerpo y mente te detallan algunas de las posiciones más utilizadas:

  • Boca arriba:

Esta es la posición más común ya que le da al médico el espacio que necesita para maniobrar, aunque también hace que el útero presione la vena cava inferior reduciendo el suministro de sangre a la placenta. Colocar una almohada bajo una de las caderas e inclinar el abdomen ligeramente te ayudará a estar más cómoda. También puedes colocarte semi-sentada, con la cabeza y los hombros elevados, las piernas en los estribos y empujar sobre la parte posterior de las piernas.

  • De lado:

Esta elimina presión sobre el perineo y no apoya el útero sobre la vena cava, por lo que el flujo de sangre hacia el bebé es el correcto. Puedes pedirle a tu compañero que sostenga la parte superior de tu pierna para ensanchar la salida pélvica y sostener mejor el peso del bebé.

  • De pie o caminando durante el período de dilatación:

Es posible que, al sentirte nerviosa, te encuentres mejor dando paseos cortos que esperando sentada. Esta posición favorece que la cavidad pélvica se ensanche y que la gravedad haga su trabajo. Durante las contracciones, apoyarte en una pared te ayudará.

  • A gatas:

Puede aliviar los dolores de espalda y darle al bebé que está en mala posición la oportunidad de darse la vuelta. Esta posición también ayuda al bebé a estar más tranquilo ya que maximiza el flujo de sangre que va del útero a la placenta. Esta posición puede ser muy complicada si te aplican la epidural, ya que necesitas tener sensibilidad en las piernas para apoyarte.

  • Sentada durante el inicio del período de dilatación:

Ayuda a que el útero se coloque hacia delante y quita presión sobre el diafragma, mejorando el suministro de sangre hacia los músculos que se van contrayendo. Si en esta posición estás cómoda, puedes pedir una silla de parto para que te cueste manos aguantar todo el proceso.

  • Sentada en cuclillas durante el parto:

Esta posición ensancha aún más la pelvis y deja más espacio para que el bebé baje hacia el canal de parto aunque puede resultar un poco cansado mantenerla durante todo el proceso.

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP