Etapas

Semana 14 embarazo: cómo adaptar la rutina de ejercicios al embarazo

Embarazo Semana 14: Obtén información sobre cómo adaptar tu rutina de ejercicios al embarazo y lee nuestros consejos sobre cómo evitar la acidez estomacal

Ahora que ya te encuentras en el segundo trimestre, es posible que tengas más energía para realizar actividad física nuevamente. Descubre cómo adaptar tu rutina de ejercicios al embarazo y lee nuestros consejos sobre cómo evitar la acidez estomacal.

Semana 14: el inicio del segundo trimestre

A medida que avanza el segundo trimestre, las hormonas se estabilizan y, quizás, puedes notar un aumento de energía. Estas hormonas también pueden producir ciertos efectos gratos que ahora se tornan más evidentes: el cabello posiblemente se vea más grueso y brillante, y las uñas probablemente crezcan con mayor rapidez y fuerza.
 
Las náuseas matutinas generalmente desaparecen en esta etapa, lo cual permite comer una variedad más amplia de alimentos nutritivos y disfrutar nuevamente de hacer actividad física, siempre bajo recomendación de un profesional de la salud.

Adaptación de tu rutina de actividad física al embarazo

Quizás debas adaptar tu rutina de actividad física durante el embarazo. Si antes solías disfrutar de actividades de alto impacto, como correr o tomar clases de acondicionamiento físico, habla con tu matrona para asegurarte de que sea seguro continuar practicándolas.
 
También debes informarte si estás considerando comenzar algún tipo de actividad nueva mientras estás embarazada.
 
Una actividad ideal para el segundo y tercer trimestre de embarazo es el yoga prenatal. A diferencia de la clase de yoga habitual, el yoga prenatal está pensado específicamente para ayudar al organismo a lidiar con las demandas del embarazo mientras que, al mismo tiempo, te brinda herramientas que puedes usar durante el parto. Una buena clase combina poses que desarrollan la fuerza y flexibilidad, y se enfoca mucho en las técnicas de respiración y relajación.
 
Mantenerse en un buen estado físico durante el embarazo tiene muchos beneficios, entre otros, puede ofrecerte un impulso de energía y buen ánimo, y ayudarte a dormir mejor. Al conservar tu resistencia y fortaleza muscular, estarás preparada físicamente para afrontar las demandas del parto y podrás recuperarte más rápidamente en el período posterior. La actividad física también puede ser beneficiosa para el bebé. Investigaciones recientes muestran que la actividad física durante el embarazo reduce la frecuencia cardíaca del bebé –un signo de buena salud cardíaca– y que este efecto positivo continúa después del nacimiento.

Cómo evitar la acidez estomacal

La acidez estomacal es un efecto secundario desagradable, pero frecuente, del embarazo. Un mayor nivel de progesterona hace que la válvula de la parte superior del estómago se relaje y permita que el ácido estomacal suba hacia el esófago. Conjuntamente con la presión del bebé en crecimiento, esto provoca una sensación de ardor en el pecho.

 

Para minimizar la acidez estomacal:

  • Bebe líquidos (agua) entre las comidas en lugar de con las comidas.
  • Come porciones más pequeñas que puedan digerirse más fácilmente.
  • Mastica muy bien la comida.
  • Evita los alimentos picantes, los jugos cítricos, el café y el chocolate.
  • Duerme de manera tal que la cabeza y el pecho estén levemente apoyados.
  • Cena temprano; de esta forma, le das al organismo tiempo para digerir los alimentos antes de irte a dormir.

Semana 14: el desarrollo de tu bebé

En esta etapa tu bebé mide alrededor de 9 cm de largo desde la parte superior de la cabeza hasta la rabadilla.
 
Los pulmones están lo suficientemente desarrollados como para realizar movimientos respiratorios, a pesar de que su suministro de oxígeno proviene de la mamá, a través de la placenta y el cordón umbilical.
 
En esta fase, el corazón del bebé bombea varios litros de sangre por todo el organismo diariamente. Ya se han formado todos los demás órganos, junto con las extremidades, los músculos, los genitales y los huesos.
 
Los nutrientes que recibe el bebé durante el embarazo y sus primeros años pueden influir en su salud de por vida. Descubre los aportes científicos del Programa sobre la Nutrición Temprana.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

 

 

 

Por favor, a tener en cuenta: los artículos semana a semana tienen como propósito darte una idea general del crecimiento y el desarrollo durante este viaje. De todas formas, es importante recordar que cada bebé se desarrolla de manera diferente, incluso durante el embarazo. 

 

« La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.» 

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP