Granola

¡Este desayuno te aportará la energía que necesitas hasta la hora del almuerzo! Ideal para el embarazo y también para la etapa de lactancia.

Receta:

Ingredientes (40 raciones)

 

700 g de avena

50 g de salvado de avena

50 g de semillas de lino

50 g de semillas de calabaza

50 g de almendras, enteras, en láminas o molidas

50 g de avellanas

1 cucharadita de extracto de vainilla o azúcar vainillado

1 cucharada de canela molida

1/2 cucharada de mezcla de especias molidas al gusto (clavo, cardamomo…)

2 cucharadas de aceite de girasol

150 ml de miel

200 ml de zumo de manzana sin azúcar

200 g de fruta desecada variada al gusto (pasas, higos, ciruelas, albaricoques, arándanos…)

 

Nota: es importante respetar todo el tiempo de cocción y enfriarla bien antes de guardarla, ya que un menor tiempo implicaría que la granola quedara húmeda, con lo que se pasaría a los pocos días.

 

 

Preparación:

 

1 Precalienta el horno a 160ºC y prepara dos bandejas grandes con papel apto para hornear.

2 Mezcla todos los ingredientes secos (avena, semillas, almendras, avellanas y especias). Pica y reserva las frutas desecadas aparte.

3 En una cazuela grande, mezcla el aceite con la miel y el zumo de manzana, y hierve a fuego lento durante 2 minutos.

4 Añade los ingredientes secos a la cazuela y remueve bien. Amasa apretando con las manos para que quede todo bien untado y extiende la mezcla sobre las dos bandejas.

5 Hornea durante 45 minutos, dándole la vuelta y rompiendo la mixtura cada 10 minutos aproximadamente.

6 Añade las frutas desecadas y hornea durante 15 minutos más.

7 Deja enfriar completamente y guarda la granola en un recipiente hermético. Se conservará en óptimas condiciones durante 2 semanas.

8 Sírvelo con yogur natural y fruta fresca cortada.

 

 

Información nutricional por acción

 

Energía: 246 kcal

Proteínas: 11 g

Carbohidratos: 36 g

Grasas: 7 g

Alto contenido en calcio y ácido fólico