Etapas

Semana 37 embarazo: ¿Qué hacer frente a la sensación de calor?

Embarazo semana 37: ¿Qué hacer frente a la sensación de calor?

¡Enhorabuena! Tu bebé ha llegado a término y podría nacer en cualquier momento durante las próximas semanas. Pon a prueba nuestras sugerencias para prepararte para la nueva llegada.

Semana 37: sensación de calor

Probablemente te sientas cansada y acalorada en este momento. Esto se debe a que tu organismo está funcionando durante más tiempo para alimentar a tu bebé y soportar el peso extra. Cuanto mayor sea la sangre que tu organismo haga circular para ti y el bebé, más serán las calorías que necesites y, con toda esta energía extra en uso, más calor sentirás. Además, según la época del año en que llegues a esta última fase del embarazo, este calor todavía puede ser más sofocante (en los embarazos que acaben en los meses de verano).
 
Si sientes mucho calor, prueba algunas de estas ideas para ayudar a refrescarte:

  • Lleva en tu bolso un pulverizador de agua fría o un mini ventilador para refrescarte cuando te encuentres fuera de casa.
  • Enfría una máscara de gel en la nevera para colocarte sobre los ojos cuando estés descansando.
  • Coloca las manos y muñecas bajo agua fría para refrescar el torrente circulatorio.
  • Bebe abundante agua para mantenerte fresca, hidratada y reponer el líquido que hayas perdido con la transpiración. No olvides que necesitas unos 12 vasos de agua al día en esta última etapa de gestación. 

 

El instinto de anidación (o Síndrome del nido)

Si te encuentras a ti misma limpiando frenéticamente los armarios, no te preocupes. Probablemente sea por el instinto de anidación que te invade.
 
Puede producirse en cualquier momento desde el quinto mes de embarazo o puede no suceder, pero se da con mayor frecuencia en las últimas semanas antes de la fecha de parto. Algunas personas creen que es una señal de que pronto comenzará el parto.
 
Quizás sientas un aumento de energía y un deseo repentino de pintar la habitación del bebé, hacer limpieza general o descongelar la nevera. Es un instinto animal y primitivo que te prepara para el parto. No todas las mujeres embarazadas lo sienten y no representa un problema a menos que sientas la necesidad de mover los muebles por todos lados. Evita levantar objetos pesados y usar escaleras porque los ligamentos están más blandos y tu sensación de equilibrio se ha reducido durante el embarazo. No querrás arriesgarte a dislocarte la espalda o caerte. ¡Siempre pide ayuda!

 

Llena el congelador

Si te sientes con mucha energía, ¿por qué no usarla de manera positiva en la cocina? Llenar el congelador de porciones de tamaño familiar de comidas saludables es una de las cosas más útiles que puedes hacer antes del parto. ¡Cuando ya tengas a tu bebé en casa lo agradecerás un montón!

 

Piensa en cocinar comidas que se preparen en una sola olla, salsas para pastas, sopas, guisos y preparaciones al horno para elaborar comidas saludables que lleven solo unos minutos en prepararse una vez descongeladas. Incluye muchas verduras y proteínas magras para obtener todos los nutrientes que necesitas para cuidar a tu recién nacido. Comer bien después de dar a luz te ayudará a recuperarte más rápidamente y ayudará a tu organismo a producir más leche para alimentar a tu bebé.

Embarazo semana 37: el desarrollo de tu bebé

En esta etapa, tu bebé mide alrededor de 48 cm de largo y pesa, en promedio, 2,8 kg. Debido a que tu bebé tiene cada vez menos espacio para moverse, sus movimientos pueden sentirse más como retortijones y pataditas. Ya desarrolló la suficiente coordinación como para hacer movimientos de prensión con los dedos. El rostro del bebé está regordete, el cuello se engrosó y los párpados pueden abrirse y cerrarse con facilidad. Si iluminas la barriga con una luz, el bebé girará hacia la luz. Incluso ya tiene pestañas. ¡Está preparándose para ver el mundo exterior!

 

Continúa con una alimentación saludable en sus primeras etapas. Le darás a tu bebé una alimentación saludable de base para toda la vida. Obtén más información sobre la Nutrición Temprana.

 

 

 

Conoce toda la información relacionada con la evolución de tu embarazo semana a semana.

 

 

 

Por favor, a tener en cuenta: los artículos semana a semana tienen como propósito darte una idea general del crecimiento y el desarrollo durante este viaje. De todas formas, es importante recordar que cada bebé se desarrolla de manera diferente, incluso durante el embarazo. 

 

 

Aviso importante: La leche materna es la mejor opción para tu bebé ya que proporciona múltiples beneficios a los bebés y las madres. Es importante que durante el embarazo y la lactancia, mantengas una dieta sana y equilibrada. Combinar el pecho con otras fórmulas lácteas durante las primeras semanas del bebé puede reducir tu producción de leche materna, haciendo más difícil la vuelta a una alimentación basada únicamente en leche materna. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé. Si utilizas una leche de fórmula, debes seguir las instrucciones del envase para una correcta preparación.

 

ENP Learn More Background

La ciencia del Early Life Nutritional Programming demuestra que la salud futura de tu hijo no está determinada sólo por los genes sino también por el entorno, que está en tus manos.


ENP Learn More Separator

Estudios han demostrado que solo una parte de la salud futura de tu hijo está relacionada con los genes.


Más información acerca de la Ciencia del ENP